Presentación del proyecto 'Cuidando-Te' para teleasistencia. 16-5-2018
Presentación del proyecto 'Cuidando-Te' para teleasistencia. 16-5-2018 EUROPA PRESS

Se pone así en marcha el proyecto piloto 'Cuidando-Te', enfocado a la mejora de la atención a las personas mayores de 85 años que viven solas, el cual ha sido presentado este miércoles por el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero.

El Ayuntamiento ofrecerá una prueba del servicio de teleasistencia a los mayores de 85 años durante tres meses y, posteriormente, si están satisfechas con la atención recibida, pueden solicitar continuar en el servicio de forma ordinaria.

En Valladolid existe un número importante de personas mayores de 85 años que viven solas, con un total de 5.522 personas según datos de padrón a fecha de febrero de 2018. De ellas, ha explicado la concejal, unas 941 ya son usuarias del servicio y otras 300 lo fueron y se han dado de baja, por lo que la prueba gratuita se ofrecerá a unos 4.300 mayores.

Puente ha explicado que se trata de personas que, aunque tengan "buena salud" y unas relaciones adecuadas con el entorno, se trata de un servicio "muy adecuado" para mayores, ya que permite un contacto periódico y permanente, con objeto de detectar situaciones de riesgo y poder responder de forma inmediata a posibles emergencias en sus domicilios.

La edil también ha recalcado que es importante poder llegar a más usuarios de estas edades, pues ha apuntado que se trata de un colectivo con "bastantes resistencias" a este tipo de mecanismos.

El coste del servicio, una vez pasados los tres meses gratuitos, será de un máximo de 10,67 euros al mes para los usuarios con mayor renta. Para los que tienen ingresos inferiores el Ayuntamiento realiza aportaciones que reducen el pago final, con lo que el servicio puede llegar a ser gratuito.

SERVICIO DE TELEASISTENCIA

En la actualidad, el servicio de teleasistencia del Ayuntamiento de Valladolid cuenta con 3.528 personas beneficiarias atendidas, de las cuales tienen instalado el terminal en 2.893 domicilios.

Según datos extraídos del último informe de personas mayores del Imserso 2016, el índice de cobertura del Servicio de Teleasistencia para personas mayores de 65 años, en España es del 8,89 y en Castilla y León es del 3,66. En el caso de Valladolid este índice de cobertura a fecha de enero de 2018 es del 4,48, con lo que la ciudad se encuentra, por tanto, por encima de la cobertura de Castilla y León, pero por debajo de la nacional.

"Aún se detecta un margen de mejora, que se puede deber a un desconocimiento del servicio, lo que motiva la oportunidad de este proyecto, que nos permita incrementar ese índice de cobertura y dar un mejor servicio a las personas mayores de 85 años que viven solas", ha recalcado el alcalde.

Con este proyecto, el Ayuntamiento espera además poder obtener una información personalizada de los mayores de 85 años con los que no han contactado los servicios sociales para poder ofrecerles otro tipo de herramientas que precisen.

El alcalde ha señalado que el servicio de Teleasistencia es "una prestación social consolidada en Valladolid, cuyas potencialidades preventivas, de asistencia y acompañamiento están suficientemente contrastadas".

Las personas interesadas podrán solicitar la participación en este proyecto piloto hasta el 30 de diciembre de 2018, en el teléfono gratuito 900 82 80 40, donde se les informará y se iniciarán todas las gestiones oportunas.

Si transcurridos tres meses desde la instalación del terminal de teleasistencia, las personas beneficiarias del proyecto desean continuar con el servicio, se facilitarán los trámites de acceso al servicio público ordinario.

DISPOSITIVOS PERIFÉRICOS

En estos casos, una vez las personas beneficiarias del proyecto accedan a la teleasistencia ordinaria se procurará la instalación de dispositivos periféricos que permiten "diseñar hogares más seguros", configurados en función de las necesidades, características y capacidades de cada persona de forma individualizada, que permita iniciar de forma ágil y precisa la atención requerida.

Estos dispositivos periféricos permiten detectar de forma activa o pasiva situaciones que supongan un potencial peligro para la integridad de las personas beneficiarias, bien por detectar de forma específica ese peligro (humo, gas, caída) o bien por detectar situaciones anormales en las constantes o patrones de conducta definidos como patrón de normalidad (pasividad, ocupación de un determinado lugar, etc.).

En el caso de que la persona mayor considere que el servicio de teleasistencia no es adecuado a su situación, el equipo podrá retirarse en cualquier momento y como fecha máxima al cumplirse los tres meses de su instalación.

El proyecto se enmarca dentro del plan de Ciudades Amigables, de cuya Red es miembro el Ayuntamiento de Valladolid, responde a los objetivos del área de servicios sociales y de la Estrategia autonómica de prevención de la dependencia para personas mayores y promoción del envejecimiento activo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.