El director general de Desarrollo Rural, Oriol Anson
El director general de Desarrollo Rural, Oriol Anson GENCAT

Algunos de los municipios de la Noguera afectados por el pedrisco del sábado, que dañó 10.000 hectáreas de cultivos, estudian pedir la declaración de zona catastrófica.

El granizo afectó a más de 10.000 hectáreas de cereales, fruta dulce, almendros, olivo, vid y forrajes de una docena de términos municipales, con especial virulencia en poblaciones como Castelló de Farfanya, Gerb y Os de Balaguer, si bien también registraron una importante afectación otros como Albesa, Algerri, Balaguer, Camarasa, Foradada, Artesa de Segre, Menàrguens, Àger, Alòs de Balaguer, La Sentiu y Foradada, ha informado este martes en un comunicado la Conselleria de Agricultura.

Además de las 10.000 hectáreas de cultivos afectadas, también se han producido daños considerables en mobiliario urbano, infraestructuras, caminos, instalaciones y viviendas.

Los datos provisionales apuntan a una superficie afectada de 287 hectáreas de fruta de hueso; 314, de fruta de pepita; 8.132, de cereales de invierno; 702, de forrajes; 598, de almendro y olivo, y 41, de viña, que podría verse incrementada.

En los frutales, el daño se ha producido tanto en fruto como en ramas en las zonas donde la piedra afectó con mayor virulencia, lo que podría acabar condicionando no sólo la campaña frutícola de este año sino también la siguiente.

La superficie afectada de cereal es muy grande, ya que se trata del principal cultivo de buena parte de la zona dañada, se registra amplios márgenes con áreas con afectaciones bajas y otras áreas con afectaciones cercanas al 100% dentro de una misma zona, como sucede en fincas de Gerb, Castelló de Farfanya y la zona norte de Balaguer.

La tormenta también afectó a términos municipales de Bot, Horta de San Juan, y Mora d'Ebre, en Tarragona, siendo el primero el más afectado, principalmente en viña, donde se ha observado daños que van desde el 5% al 90% de la vegetación con impactos de piedra.

El director general de Desarrollo Rural, Oriol Anson, que ha visitado la zona de Lleida, ha afirmado que se ha evidenciado la necesidad de mejorar las condiciones de los seguros incorporando modificaciones que optimicen el sistema, ampliando y ajustando la cobertura y su período a la realidad de la evolución de la cosecha y los cambios en la climatología y en su afectación en la producción y que el departamento trabajará en esta línea.

Consulta aquí más noticias de Lleida.