Villanueva apunta que la lectura es una "gimnasia mental" y no una mera actitud pasiva

  • El director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, ha apuntado que la lectura es una gimnasia "mental, cultural, cerebral" e incluso "de ciudadanía" y no una mera actitud pasiva.
Villanueva en Segovia.
Villanueva en Segovia.
EUROPA PRESS

Así lo ha puesto de manifiesto con motivo de su intervención, este miércoles, en la sesión inaugural del séptimo ciclo 'Valores y Sociedad', que organiza la Fundación Valsaín y que se desarrolla en la sede de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce. Un ciclo dedicado este año al libro y la lectura.

En su ponencia, titulada 'El acto de leer', Villanueva ha mantenido que se trata de algo que "pone en marcha" el cerebro, la sensibilidad, la memoria y la cultura, puesto que el texto es "insuficiente" y el sujeto lo llena de contenido, en un proceso "benéfico" para el desarrollo intelectual, que ayuda a la formación de la mentalidad y personalidad. Por eso, lo ha definido como un "instrumento básico" de la educación y la civilización.

Igualmente, ha relacionado la lectura con la figura de sor Juana Inés de la Cruz, que en el siglo XVII se apartó del mundo para dedicarse a la lectura. A través de esa monja, Villanueva ha reivindicado la igualdad de la mujer.

Un concepto al que también se ha referido el consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey, encargado de presentar la conferencia del director de la RAE. Rey ha reconocido que los libros de texto aún pueden contener "sesgo de género", aunque ha afirmado que se trabaja para erradicarlo. También en ámbito de la historia de la música, respecto a las compositoras, como ha argumentado.

En cuanto a la importancia de la lectura, el consejero ha valorado que la comprensión lectora es una de las competencias educativas trasversales, puesto que si los alumnos no entienden lo que leen, no solo no accederán a un libro, sino que tampoco asimilarán un problema matemático o los contenidos históricos.

Por otro lado, Darío Villanueva se ha referido a las polémicas que rodean de manera recurrente a la RAE y ah recordado que la lengua no es de su propiedad sino de "quienes la hablan". En ese sentido, ha reconocido que los académicos van "dos pasos por detrás" del uso del idioma.

Asimismo, ha puntualizado que, entre las 93.000 palabras y 200.000 acepciones del diccionario, "ninguna" es inventada por los académicos, sino que están documentadas en el uso real de los hablantes. Así, se recoge "lo que se dice" y si "casi siempre" las palabras son "honestas y amables" también las hay "canallas, machistas o agresivas", porque existen en el idioma. De este modo, no se puede pensar en un diccionario "angelical y seráfico", que solo incluya palabras bonitas, porque para ello habría que censurarlo. A partir de ahí, cada uno tiene su criterio para saber "cómo quiere hablar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento