Emergencias. Vehículos de Protección Civil. 112 Región de Murcia
Emergencias. Vehículos de Protección Civil. 112 Región de Murcia EUROPA PRESS - Archivo

Los expertos de la Asociación Nacional Educación Escolar en Emergencias (http://edcivemerg.com/) aconsejan a las familias contar con planes o protocolos de actuación frente a cualquier catástrofe natural o situación potencialmente peligrosa en el hogar o fuera del mismo, tales como incendios, accidentes, o riesgos naturales como terremotos, con el fin de minimizar los daños y saber actuar ante estas amenazas.

Asimismo, han reivindicado una mayor formación en emergencias a los estudiantes en educación Primaria, Secundaria y universitaria con el fin de que sepan afrontar con éxito este tipo de situaciones y cuenten con cierta autonomía en su vida cotidiana en caso de emergencia, lo que puede constituir la diferencia entre "salvar una vida o no hacerlo".

Y es que, además de que los profesionales tienen que estar lo mejor preparados que sea posible con simulacros como el ejercicio conjunto de emergencia de interés nacional 'Región de Murcia 2018' que se celebró la semana pasada en la Comunidad, sino que la sociedad "tiene que estar también preparada para afrontar situaciones a nivel individual, y que las personas tengan sus propias capacidades.

Así lo ha hecho saber a Europa Press el portavoz de la Asociación, Andrés López, quien cree que la población debería tomar "conciencia" de los riesgos potenciales a los que se puede enfrentar en virtud del territorio en el que vive, "no con ánimo de generar alarma, sino de prevenir situaciones que se pueden producir".

"Al igual que las familias establecen un punto de encuentro si se pierden cuando asisten a un evento multitudinario, o aprenden pautas de comportamiento ante un apagón en casa, no está de más prevenir y establecer protocolos en caso de otras emergencias fuera de lo cotidiano", tal y como señala López, quien cree que "tenemos que saber actuar y adoptar medidas de primera intervención hasta la llegada de los servicios de emergencias porque alguna de esas acciones nos puede salvar la vida".

Y es que estos servicios de emergencias son una garantía, pero sus recursos "se pueden ver sobrepasados en situaciones extraordinarias" por lo que es preferible disponer de "capacidad de respuesta en primera instancia y " personal, tal y como defiende López, quien es periodista especializado en comunicación en emergencias y portavoz nacional de la iniciativa

A este respecto, apuesta por que los ciudadanos "estén preparados" para afrontar situaciones en las que los servicios de emergencias puedan verse "sobrepasados" en sus recursos. Por ejemplo, en el caso de la Región de Murcia cree que "debemos tener conciencia de los riesgos potenciales inherentes al territorio, tales como los terremotos".

EJEMPLOS DE PROTOCOLOS FAMILIARES

En este sentido, recomienda contar con protocolos

que permitan sincronizar la actuación de toda la familia, fijando pautas tan sencillas como dejar puntos de reunión o avisar en el grupo de WhatsApp que no se ha sufrido ningún daño dejando el mensaje 'Estoy bien', evitando colapsar las líneas telefónicas y "reduciendo el tiempo de angustia" por desconocer el paradero de algún ser querido.

En el caso de los terremotos, por ejemplo, López advierte que se hace necesario "mantener la calma y adoptar medidas ajustadas a lo que está ocurriendo" porque, por ejemplo, no siempre es recomendable salir corriendo a la calle si se está en el interior de un inmueble, debido a que los elementos ornamentales de las fachadas y cascotes pueden caer y provocar lesiones.

"Lo mejor es quedarse en casa a pesar de que el primer impulso que tenemos es echarnos a la calle porque pensamos que el edificio se va a caer", según López, quien subraya que este es una de las enseñanzas y consejos extraídos gracias a lo aprendido con motivo de los terremotos ocurridos en Lorca en 2011, precisamente.

Y es que, añade, en los países del 'primer mundo' "no es tan fácil que los edificios colapsen, por lo que es más seguro "permanecer en el interior y protegerse para que no te caiga ningún objeto o parte del mobiliario encima". A continuación, una vez finalizado el terremoto, aconseja cortar el suministro eléctrico, del agua o del gas y "seguir el protocolo familiar" establecido al efecto.

Sobre todo, López aconseja "estar en calma" y aguardar la llegada de los servicios de emergencias sin colapsar el Teléfono Único de Emergencias '1-1-2', que no es un "teléfono de información", tal y como ha remarcado. Asimismo, recomienda no coger el ascensor. Se trata, añade, de comportamientos y pautas que obedecen al "sentido común" pero que en emergencias se suelen "pasar por alto" debido a los nervios.

En el caso de incendios domésticos, destaca el peligro que entraña el humo y la necesidad de protegerse del mismo. Si el incendio tiene lugar en un piso inferior, López recomienda no intentar escapar por el rellano porque la caja de la escalera se convierte en una auténtica "chimenea" por el humo que puede provocar la intoxicación al inhalarlo y fallecer.

En estos casos, aconseja que lo mejor es "quedarse en casa", llamar al '1-1-2' y colocar elementos que actúen de barrera para impedir el paso del humo, cerrando puertas y colocando toallas o prendas de vestir en las rendijas. A continuación, aconseja acudir inmediatamente a una ventana y hacerse visible desde el exterior para llamar la atención de los servicios de emergencias.

Si el incendio se produce dentro de la casa y las vías de huida están libres de humo, entonces aconseja echarse a la calle corriendo y cerrar las puertas que se vayan dejando atrás en el camino, con el fin de confinar el fuego. A continuación, recomienda llamar al '1-1-2'.

"UNIVERSALIZAR LA FORMACIÓN"

López, que pertenece al Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Murcia, sostiene en base a su experiencia que la población en general

"debe estar preparada frente a cualquier eventualidad" y la formación en emergencias "se debe universalizar" a través del sistema educativo.

Por ejemplo, lamenta que a veces no se adoptan medidas "tan sencillas" en el hogar como contar con uno o dos detectores de humo, que pueden costar 10 o 12 euros y "te avisan si estás durmiendo si hay algún incendio en casa, algo que te puede salvar la vida". "Igual que tienes otros pequeños electrodomésticos en casa, no está de más contar con este tipo de dispositivos que son baratísimos y muy útiles", según López.

Cabe destacar que la Asociación Educación Escolar en Emergencias

está formada expertos en la materia de toda España, todos ellos voluntarios y conocedores de la necesidad de implementar nociones de autoprotección con el fin de conseguir una sociedad más segura y que los ciudadanos sean los primeros en intervenir en una emergencia hasta la llegada de los efectivos profesionales.

López ha recordado que el Gobierno central tuvo en cuenta algunas de las propuestas de la Asociación a la hora de elaborar la última Ley de Educación, al incorporar contenidos relativos a los primeros auxilios y seguridad vial pero es necesario seguir avanzando.

Los expertos de la Asociación siguen echando de menos otros conocimientos en el currículum. Por ejemplo, López lamenta que no se enseña a los niños y adolescentes nociones de autoprotección o qué es el Teléfono Único de Emergencias 1-1-2 y su correcta utilización.

En este sentido, destaca que las administraciones públicas hacen "importantes esfuerzos" para trabajar contenidos relacionados con las emergencias fuera del currículum, pero cree que "no es suficiente" y que este tipo de conocimientos deben "universalizarse y garantizar que se hacen extensivos a todo el mundo con una formación reglada y a diferentes niveles en la educación".

Consulta aquí más noticias de Murcia.