Al parecer, la menor se había fugado de su casa y la localizaron dos días después, momento en el que fue interrogada por agentes expertos de la Policía Judicial de la Guardia Civil.

Los guardias civiles percibieron en la declaración de la menor que podía haber episodios de carácter sexual con el padre, motivo por el que la sometieron a un interrogatorio más en profundidad.

A resultas del interrogatorio, la Guardia Civil procedió el pasado domingo, 29 de abril, a la detención del progenitor, de 45 años y nacionalidad ecuatoriana, por un presunto delito de abusos sexuales continuados.

Consulta aquí más noticias de Murcia.