Cabezuelo, de 29 años y que es soldado de tropa y marinería con compromiso de larga duración, fue suspendido en sus funciones al decretarse la prisión preventiva por este caso. Desde entonces, se encuentra en la cárcel militar de Alcalá de Henares, el único centro de este tipo que existe en España.

Además, el departamento que dirige María Dolores de Cospedal acordó su cese en su destino como soldado en la Unidad Militar de Emergencias (UME) de Morón de la Frontera (Sevilla), en virtud del artículo 111 de la carrera militar.

Tras la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra conocida este jueves, que rechaza la petición de la Fiscalía de agresión sexual, el Ministerio de Defensa ha confirmado que el militar permanecerá en esta situación de suspensión de funciones y cesado en su puesto en la UME hasta que haya sentencia firme.

Hasta que llegue este momento, el soldado Cabezuelo seguirá percibiendo el 75 por ciento de sus retribuciones básicas, aunque el tiempo transcurrido en situación de suspensión de funciones no le será computable ni a efectos de trienios ni de derechos en el régimen de seguridad social que le sea de aplicación y podrá aspirar a mejorar su escalafón actual en la carrera militar.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.