UNIVERSIDAD DE VALLADOLID, UVA
UNIVERSIDAD DE VALLADOLID, UVA UNIVERSIDAD DE VALLADOLID - Archivo

VALLADOLID, 26 (EUROPA PRESS)

La Junta de Castilla y León rebajará un 5 por ciento las denominadas 'tasas universitarias' en el curso 2018-2019, en cumplimiento del compromiso de investidura del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera; del acuerdo con Ciudadanos y de uno de los pactos con el Diálogo Social, lo que supondrá que los estudiantes pagarán 67 euros menos de media con un coste de 8 millones de euros que "se quedan a vivir" en el presupuesto de la Comunidad.

Así lo ha asegurado el consejero de Educación, Fernando Rey, tras la aprobación este jueves en el Consejo de Gobierno del Decreto que establece la reducción en un 5 por ciento de los precios públicos para el curso 2018-2019 correspondientes a la primera matrícula de las enseñanzas de Grado, de Máster, así como los precios de las enseñanzas de Doctorado, tras su congelación en los tres anteriores cursos, 2015-2016, 2016-2017 y 2017-2018.

Tras reconocer que se trata de una demanda "largamente expuesta" por muchos colectivos de Castilla y León, entre ellos los rectores de las cuatro universidades públicas, Rey ha explicado que la estabilidad mostrada por la economía española ha permitido rebajar ahora las tasas universitarias, las terceras más altas en la actualidad en un "ranking de dudoso éxito" que el consejero ha abogado por situar en sucesivos años en los puestos 8, 9 o 10 de la tabla.

Según ha precisado Rey, en estos momentos los estudiantes universitarios de Castilla y León pagan 120 euros más de media respecto al resto del país que presenta, por su parte, un panorama "muy variado" que, en su opinión, debería ser "más semejante". Con la rebaja del 5 por ciento, los universitarios se ahorrarán 67 euros de media en las tasas por lo que faltarán otros 53 euros para asimilarse a esa media nacional.

Dicho esto, Rey ha vuelto a recordar que en Castilla y León "sólo" paga tasas el 45 por ciento del alumnado universitario de modo que más de la media no paga precios públicos por ser beneficiarios de una beca del Estado complementada por la Junta o por las ayudas propias de cada universidad.

En esto caso, ha continuado, ese 45 por ciento "sólo" cobre el 15 o el 25 por ciento de los cerca de 8.000 euros que cuesta un puesto escolar. En este sentido, Rey se ha mostrado partidario de que las rentas más altas paguen parte del coste real de un servicio que no supera el 25 por ciento por lo que ha rechazado cualquier tipo de "cheque bebé" por populista y por injusto ya que supone "dilapidar" el escaso dinero público que hay.

El consejero ha puesto su ejemplo personal para asegurar que, aunque pagar no entusiasma a nadie, sí quiere pagar por los estudios universitarios de su hijo porque su sueldo se lo permite. "Es justo que quien más recursos tiene pague algo más para asegurar que quienes no tienen recursos puedan tener exenciones", ha sentenciado en defensa de un "estado social de verdad".

Por otro lado, ha aprovechado la ocasión para recordar también que Castilla y León recibe más estudiantes de los que envía a otras comunidades por lo que ha considerado "rigurosamente falsas" las afirmaciones que apuntan a que las altas tasas universitarias lleven a los universitarios a estudiar fuera. A esto ha sumado que Castilla y León es "la única universidad" de las 17 cuyas universidades públicas tienen las cuentas saneadas, es decir, sin déficit y con "importantes" remanentes de tesorería.

El Decreto aprobado este jueves se estructura en una parte expositiva, cinco capítulos -que comprenden 17 artículos-, tres disposiciones finales y cinco anexos.

Esta norma mantiene la posibilidad de pagar la matrícula de una sola vez, a principios de curso, o fraccionarlo en tres plazos: el primer pago, al formalizar la matrícula; el segundo entre el 1 y el 15 de diciembre, y el tercero, entre el 1 y el 28 de febrero.

Además, en aras de la autonomía universitaria y atendiendo a una petición que la Universidad de Valladolid realizó el pasado curso, se sigue incluyendo la posibilidad de que estas instituciones establezcan, si así lo desean, su propia fórmula de pago fraccionado aplicándose el previsto en el Decreto en su defecto.

Rey ha significado que también se mantiene la exención total de los precios por servicios académicos, por una sola vez, en el primer curso de enseñanzas de Grado al alumnado que inicie estudios universitarios y acredite matrícula de honor global en 2º de Bachillerato o ciclo formativo de FP de grado superior; que sea premio extraordinario de Bachillerato o de FP de grado superior; o que haya obtenido medalla en las olimpiadas de Matemáticas, Física, Química, Biología o Economía de ámbito nacional.

Además, este año se ha introducido, como novedad, el derecho a la exención total de los precios para los alumnos que hayan obtenido el Premio Extraordinario de Bachillerato de Investigación/Excelencia para premiar el esfuerzo y la excelencia.

Asimismo, estará exento del pago de los precios públicos el estudiante que acredite, al formalizar la matrícula o solicitar el servicio, ser una persona con discapacidad, víctima de actos terroristas, miembro de familia numerosa o, por primera vez este año, a los estudiantes que sean hijos de mujeres fallecidas por violencia de género.

El contenido del decreto se ha presentado a los rectores de las universidades públicas de Castilla y León y se ha dado conocimiento del mismo a los ciudadanos en el espacio web de la Junta de Castilla y León denominado 'Gobierno Abierto'.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.