Representantes de CCOO en rueda de prensa.
Representantes de CCOO en rueda de prensa. EUROPA PRESS

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO en Castilla y León ha solicitado hoy la dimisión del consejero del ramo, Antonio María Sáez Aguado, al que acusa de poner en peligro con su gestión el acuerdo para la recuperación de derechos de los empleados públicos firmado el 9 de marzo entre los sindicatos mayoritarios y el Gobierno y que, entre sus requisitos, exige el cumplimiento del déficit por parte del Ejecutivo autonómico.

La secretaria de dicha federación, Ana Rosa Arribas, toma como referencia la comparecencia del consejero en Cortes la pasada semana en la que reconoció que su departamento había recurrido a un incremento adicional de 555,5 millones en 2017, lo que, como así entiende la sindicalista, no es más que una "escenificación" por parte de Sáez Aguado para recordar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la insuficiencia del actual modelo de financiación autonómica.

Sin embargo, Arribas, en declaraciones recogidas por Europa Press, critica que la intervención del consejero, "que implícitamente supone reconocer que había presupuestado por debajo de lo que se iba a gastar", pone en serio peligro la aplicación del acuerdo de recuperación de derechos de los empleados públicos, más concretamente del personal sanitario, en términos salariales, así como de desbloqueo de la negociación colectiva, retribuciones en IT, vuelta a la jornada de 35 horas semanales...etc.

En este sentido, la sindicalista incide en que CCOO ya había presentado propuestas para aumentar ingresos y fomentar el ahorro en algunas partidas y que hasta el propio Tribunal de Cuentas, en un informe reciente, ponía en evidencia que el Ejecutivo presupuesta por debajo de lo que ya se sabía que se iba a gastar, aprobando posteriormente créditos durante el ejercicio.

Por todo ello, CCOO vuelve a censurar la gestión del titular de Sanidad, al que recuerda que fue uno de los que negoció en su día el traspaso de las competencias sanitarias que ahora critica por su mala dotación financiera, y solicita su dimisión.

"Y si el presidente, Herrera, se empeña en mantenerle contra viento y marea, también debería dimitir. Sería el mayor ejercicio de respeto y compromiso con la Comunidad autónoma", sentencia Ana Rosa Arribas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.