La pasión de los fans es a veces incontrolable. La última en experimentarlo ha sido la estadounidense Lana del Rey, que al final de uno de sus últimos conciertos fue asaltada por uno de sus seguidores que, aunque no tenía malas intenciones, pudo haberle hecho daño.

El suceso tuvo lugar al final del concierto que la cantante dio en el palacio de deportes de Amberes (Bélgica). Cuando Lana del Rey abandonaba el escenario por uno de los laterales, uno de sus enfervorecidos fans saltó desde las gradas desde una altura considerable, para abrazarla, y acabó derribando a la artista.

Muchos otros seguidores de la joven se hicieron eco del suceso y algunos publicaron imágenes del suceso en las redes. En seguida, mucha gente comenzó a mostrar su preocupación por Lana.

Pero todo ha quedado en anécdota. De hecho, la propia Lana escribió un tuit (al parecer ya eliminado) para quitarle hierro al asunto y tranquilizar a sus fans: "Gracias a todos. Sé jiu jitsu y todos mis zapatos de aguja tienen cuchillas en los tacones".

Lana del Rey actuó este jueves en Barcelona y dará un concierto este viernes 20 de abril en Madrid.