Sacerdote asesinado en México
El sacerdote fue asesinado en una parroquia de la diócesis mexicana de Izcalli, en el Estado de México. OPENSTREETMAT

Un sacerdote murió apuñalado en su parroquia del Estado de México, con lo que se eleva a 22 el número de representantes de la Iglesia Católica asesinados en los últimos seis años, informó este jueves el Arzobispado.

El párroco Rubén Alcántara Díaz discutió con su agresor antes de ser atacado con un puñal y murió tras recibir heridas en el pecho, los brazos y una mano, dijo el Fiscal General del Estado de México, Alejandro Gómez, a la cadena Radio Fórmula.

El fiscal señaló que la secretaria del párroco ha declarado que escuchó una discusión y cuando entró a la iglesia, el sacerdote ya estaba muerto, mientras el agresor se daba a la fuga.

Las autoridades informaron de que hay dos posibles testigos del asesinato, y confirmaron que han comenzado a revisar las cámaras de vídeo situadas en las cercanía para tratar de identificar los movimientos del presunto asesino.

El fiscal precisó que el móvil del crimen puede ser una "agresión directa" contra el ministro religioso, ya que sus pertenencias no fueron tocadas e incluso tenía su teléfono móvil. El obispo de la diócesis de Izcalli, Francisco González Ramos, confirmó que el ataque al presbítero tuvo lugar "antes de las 7 de la noche" del miércoles.

Con la muerte de este sacerdote, se elevan a 22 los representantes de la Iglesia Católica que han sido asesinados en los últimos seis años, señaló el Centro Católico Multimedia (CCM) en un comunicado del Arzobispado de México.

El CCM indicó que entre 1990 a 2018 han ocurrido 62 asesinados de representantes de la Iglesia Católica, un cardenal, 46 sacerdotes, un diácono, cuatro religiosos, nueve laicos y una periodista de un medio católico.

El director del CCM, el religioso Paulino Omar Sotelo Aguilar, señaló que los asesinatos de sacerdotes son consecuencia de la violencia generalizada que se vive en el país.