Parque Central
Parque Central SOCIEDAD PARQUE CENTRAL

Hasta la parcela se ha desplazado personal del Ayuntamiento, entre ellos el secretario, un funcionario del servicio de Gestión Urbanística y un agente de Policía, para la toma de posesión y precintado de todas las puertas de la instalación, en la que han podido comprobar que se desarrollaba una actividad "normal", ya que aún permanecen vehículos del concesionario sin sacar ni se ha evacuado el taller de pintura afectado por el deber de desalojo, según han señalado a Europa Press fuentes de la Concejalía de Urbanismo.

Además de precintar la instalación, se le ha dado al empresario 20 días para desalojar en su totalidad los vehículos -una nueva concesión por parte del consistorio- y, transcurrido ese plazo y si no se ha procedido a hacerlo, será el propio Ayuntamiento el que tenga que hacerse cargo de los coches y trasladarlos a un depósito para su custodia, gasto que se repercutirá en el empresario, según las mismas fuentes.

La Junta de Gobierno del consistorio ya aprobó a principios de febrero el desahucio del concesionario y con posterioridad se dio una fecha límite a la empresa para el desalojo que acababa el martes 20 de febrero. En el caso de no llevarse a cabo, el ayuntamiento ya anunció que solicitaría al juzgado el señalamiento de una fecha para llevarlo a cabo por orden judicial.

Ahora, tras la toma de posesión de la parcela, un policía permanecerá vigilando la zona para permitir el acceso a la retirada de los coches o desmontaje del taller, y el personal del Ayuntamiento ha realizado un inventario del estado de los utilitarios y material. Únicamente queda sin sellar la puerta que comunica la parcela con el taller que sigue siendo del empresario y en terreno sin afectar al Parque Central con el fin de que se puedan sacar los coches.

RETIRADA DE FIBROCEMENTO

Según han explicado a Europa Press fuentes de la Sociedad Parque Central, tras la actuación municipal de este martes, los pasos siguientes serán la entrada por parte de la constructora en las parcelas para hacer una estimación de los trabajos de retirada de fibrocemento de las construcciones y solicitar permiso para su ejecución a la Conselleria de Medio Ambiente.

La Sociedad, como agente urbanizador, contratará la realización de calas y sondeos para determinar la calidad medioambiental del suelo y poder determinar si, al haber estado ocupado por actividad industrial, está contaminado o no. La duración de los trabajos relacionados con la posible contaminación del suelo no se puede determinar, ya que dependerá del resultado de los sondeos conocer esa posibilidad de afección.

Si lo estuviera, según en qué grado y del material de que se trate, se establecerán las tareas a realizar para descontaminar y, por tanto, el tiempo de duración.

Entre las principales afecciones a las obras del parque que ha provocado la negativa del concesionario a abandonar esas parcelas destaca que no se puede completar el acceso por la calle Dr. Domagk, desde donde discurre un canal y una fuente. También se quedaría sin ejecutar uno de los espacios de juego dentro del Jardín de los Niños.

"EN LAS MEJORES CONDICIONES"

Mientras tanto, desde la Sociedad se trabaja para poner en servicio el parque "en las mejores condiciones" dentro del último plazo de contrato solicitado por la UTE Pavasal-Dragados para finales de julio y aprobado por la Comisión Ejecutiva el pasado mes de febrero debido un problema con el suministro de la piedra natural para el revestimiento de fuentes y canales de agua, según han precisado las mismas fuentes.

El proceso para desalojar el concesionario se remonta a cuando, para poder iniciar las obras sin esperar a la aprobación del proyecto de reparcelación, se propuso un convenio de cesión anticipada de los terrenos. Este proceso de negociación de convenios se inició tras la aprobación del PAI Parque Central A-4.1 en pleno municipal del 27 de junio de 2014. El propietario del concesionario no aceptó firmar el convenio de cesión anticipada.

Tras la aprobación del proyecto de reparcelación el 30 de junio del pasado año, el Ayuntamiento de València y la Sociedad Valencia Parque Central están realizando las gestiones y trámites necesarios para el desalojo de las instalaciones del concesionario, al estar ocupando terrenos que desde ese momento no son de su propiedad e impiden la ejecución de determinadas actuaciones del parque.

El 30 de junio del pasado año el pleno del Ayuntamiento aprobó el Proyecto de Reparcelación que establecía, entre otros aspectos, la nueva titularidad de los terrenos. Desde entonces se le ha requerido por las vías administrativas establecidas que desalojara las parcelas que ya son propiedad pública.

Por su parte, los propietarios del concesionario, entre otras acciones, solicitaron la suspensión cautelar de la ocupación de esos terrenos. El juez les denegó su petición a finales del pasado mes de noviembre y tras ello el Ayuntamiento le requirió de nuevo al desalojo que, una vez más, no fue atendido y volvieron a alegar al requerimiento.

El Ayuntamiento aprobó el desahucio en Junta de Gobierno del pasado 2 de febrero, que se debía efectuar tras la autorización del juez. El propietario también intentó la suspensión cautelar del acuerdo del desahucio, que le fue denegada.

El propietario también recurrió el PAI, recurso que perdió en primera instancia pero que está recurrido al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, al igual que recurrió ante el TSJCV la modificación del PRI Parque Central A.4-1.

Consulta aquí más noticias de Valencia.