Marina Blanco, concejala de 'Cambia Logroño'
Marina Blanco, concejala de 'Cambia Logroño' EUROPA PRESS

En rueda de prensa, Blanco ha apuntado que, según diversas informaciones, "es un hecho conocido que los precios de los alquileres están en niveles bastante altos, sobre todo en los últimos meses" y ha detallado que, en Logroño, "el piso de alquiler medio tiene 113 metros cuadrados y una renta mensual de 625 euros".

"Somos la segunda capital con más crecimiento", ha afirmado la edil de Cambia, quien ha señalado que esta cifra de renta media supone "un 10,3% más que en diciembre de 2017" y, en comparación con el mes de marzo del año pasado, "un 14,6% de aumento", una cantidad que ha calificado como "considerable".

Por eso, ha mostrado "preocupación" por la evolución del mercado "y sus posibles consecuencias" en los ciudadanos "porque las subidas de precios son muy fuertes y se están dando prácticamente cada mes, con lo que cada vez está creciendo más la burbuja del alquiler". Una situación "sangrante", ha alertado, "que está desplazando además a la gente del centro de la ciudad a la periferia".

Y todo ello, ha incidido Blanco, "sin que el PP haga nada para facilitar el acceso de los ciudadanos a la vivienda", mientras que "en Logroño hay 17.000 viviendas vacías, un 21,3% del total, y los desahucios siguen creciendo, y más últimamente, en los casos del alquiler, que son ya el 56,4% de los casos de alzamiento".

Frente a esta situación, la concejala de Cambia Logroño ha subrayado que "tenemos que preguntas qué ocurre con la puesta en marcha del parque municipal de vivienda", un asunto que, como ha recordado, "fue aprobado, con la única abstención del PP; en pleno en mayo de 2016, hace casi dos años, sin que hasta este momento, tengamos ninguna noticia sobre ello".

"El PP desoye una vez más lo aprobado en el pleno por la mayoría de la oposición", ha criticado Marina Blanco, quien ha considerado que "en la situación en la que nos encontramos, creemos que el parque de vivienda pública es más necesario que nunca".

Así, como medidas concretas, ha planteado "combatir la desocupación", con un censo de viviendas desocupadas en la ciudad "que estén en manos del Ayuntamiento, del Gobierno regional y de las entidades financieras", un precio de vivienda social que no exceda el 15% de los ingresos o ayudas al alquiler social, sobre todo "que ayuden a la emancipación de los jóvenes".

"Es necesario que las instituciones pongan en marcha medidas contra el aumento desproporcionado de los alquileres y se involucren en un alquiler social o en contar con rentas acordes a las capacidades de la familias. En este marco, desde el Ayuntamiento se pueden hacer muchas cosas, para que todo el mundo tenga acceso a la vivienda y a un precio justo", ha finalizado la concejal.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.