Viata aérea del puerto comercial de Cádiz
Viata aérea del puerto comercial de Cádiz EUROPA PRESS/AUTORIDAD PORTUARIA - Archivo

Según informa Adif en una nota, la actuación se iniciará en el cerramiento del puerto de Cádiz, en el que se fijará el punto de arranque del ramal ferroviario proyectado, y avanzará hacia el lado perteneciente a la entidad estatal, en el que se ubica el punto final de la actuación, en las proximidades de la estación de ferrocarril de Cádiz.

La longitud total del tramo de vía a construir es de 111 metros, de los cuales los primeros 73 metros corresponden al tramo de cruce con la avenida de Astilleros. A continuación, durante 21 metros, la vía férrea discurre desde la zona de la avenida hasta la zona de dominio de Adif, y los 17 metros restantes se situarán dentro de los terrenos de Adif.

Las obras a acometer, que responden a los acuerdos establecidos en el Plan Plaza de Sevilla, consisten en la ejecución del nuevo ramal en la longitud mencionada, de modo que se cruce la avenida de Astilleros en un punto próximo al arranque del ramal, penetrando en la dársena Dique Seco y liberando así el espacio que ocupa el pasillo ferroviario, lo que permitirá proceder al retranqueo del actual cerramiento y a la ampliación de la avenida.

Para los trabajos, Adif y el Ayuntamiento de Cádiz han acordado destinar una superficie de 560 metros cuadrados, de los que 446 metros proceden del viario municipal y 114 metros pertenecen al Sistema General Ferroviario.

La ejecución del ramal se completa con el alzamiento de instalaciones obsoletas y la restitución en su nueva ubicación de las instalaciones situadas en la franja de terreno a liberar (torres de iluminación, catenaria, canalizaciones y cableado, etcétera).

Además, se instalará una cancela en el punto de cruce de este nuevo acceso ferroviario con el cerramiento de Adif, que establece el límite del ámbito de gestión de Adif en relación al nuevo ramal.

El ramal tendrá un tramo de vía en placa con carril embebido en el pavimento, para hacer compatible el tráfico ferroviario con el rodado y peatonal, por la zona que atraviesa la avenida de Astilleros.

En consonancia con esta obra, el puerto de Cádiz ha decidido trasladar la actividad comercial de intercambio de mercancías ferrocarril-barco desde la dársena Comercial, en la que penetran las vías actualmente, hasta la dársena Dique Seco, situada a lo largo de la avenida de Astilleros.

Este ramal, que construye Adif -en base a los citados acuerdos del Plan Plaza de Sevilla-, supondrá el inicio de las instalaciones ferroviarias del Puerto a partir del cerramiento que delimita la propiedad de la entidad estatal.

Estas actuaciones van a ser ejecutadas por la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por DSV empresa ferroviaria y Vimac Imathia, y podrá ser cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a través del Plan Plurirregional de España 2014-2020.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.