Así, ha señalado que los empresarios necesitan un sistema estable, unos Presupuestos Generales del Estado y una menor cantidad de cargas administrativas.

De la Peña se ha manifestado de esta forma a preguntas de la prensa en relación a la caída de un 0,6 por ciento del Índice de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) en Cantabria en el segundo trimestre del año respecto al anterior, mientras que la media nacional aumentó un 0,4 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En este sentido, el presidente de CEOE-Cepyme ha destacado que el problema es la falta de estabilidad que permita al empresario operar "con toda normalidad", así como que no tenga "tantas cargas administrativas" para que "pueda resolverlas". Ahora mismo "solo podemos confiar en nosotros mismos", ha sentenciado.

Según los datos del INE, el 12,2 por ciento de las empresas consultadas en Cantabria considera que la marcha de su negocio será desfavorable en el segundo trimestre mientras el 21,1 por ciento cree que será favorable y el 66,7 por ciento opina que normal.

Sin embargo, Vidal de la Peña ha dicho que "es un buen momento para poder sumar" a través de la unión de diferentes sectores. "Nosotros vamos a seguir desarrollándonos y teniendo iniciativas, uniéndonos unos sectores con otros, interrelacionándonos para poder sumar". "Yo creo que ahí está nuestra motivación y de ahí devengará nuestra confianza", ha añadido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.