Los hechos ocurrieron en noviembre de 2015 en Laredo a las ocho de la mañana, cuando los dos acusados acudieron en compañía de la joven al domicilio de uno de ellos, donde estuvieron bebiendo y escuchando música, según relata el fiscal en su escrito de acusación, consultado por Europa Press.

En un momento en que la chica estaba sentada en el sofá, uno de los acusados se abalanzó sobre ella con la intención de besarla. Cuando la joven retrocedió, el otro "aprovechó con igual ánimo para sujetarle los brazos con fuerza mientras la manoseaba primero por encima de la camiseta y después por debajo de ésta y por encima del sujetador".

Aunque la chica lloraba y les repetía que la dejaran, no cesaron en su empeño. La víctima intentó defenderse arañando a uno de ellos en los brazos, mordiéndolo en la cara o en el cuello y dándole un taconazo en la zona de la espalda, hecho que le enfadó, agarrándola la cara mientras la insultaba.

En ese momento, el otro acusado soltó a la chica e interpeló a su amigo diciéndole "párate que la estamos liando", momento que aprovechó la víctima para huir.

El ministerio público considera los hechos un delito de agresión sexual, por lo que pide una condena de cinco años de prisión para cada uno de ellos, además de libertad vigilada de otros cinco años a cumplir a partir de la salida de la cárcel. Junto a ello, solicita una indemnización para la joven de 4.000 euros por daños morales.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.