La Audiencia de Valladolid celebra los días 17 y 18 de abril juicio contra un vecino de Villalón de Campos, A.G.T, de 56 años, acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa sobre su esposa registrado el día 6 de marzo de 2017 en el domicilio conyugal.

En su escrito de calificación provisional, el fiscal solicita para el encausado una pena de siete años de cárcel, la prohibición de aproximarse a la víctima a una distancia inferior a 500 metros durante 15 años y de comunicarse con ella por cualquier medio por idéntico periodo de tiempo, junto con el pago de las indemnizaciones correspondientes, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Durante el juicio se analizarán hechos ocurridos durante la madrugada del 6 de marzo del pasado año a raíz de una supuesta pelea ocurrida en el domicilio de la pareja, sito en la calle Almendra de Villalón, después de que el acusado y la víctima despidieran la noche del día 5 a unos amigos que habían estado de visita.

Fue entonces cuando, por motivos no esclarecidos, la pareja, con treinta años de matrimonio, inició una discusión en la cocina en cuyo transcurso hubo rotura de platos, así como de una tabla de madera y un cuchillo y se arrojó agua en el pasillo.

El imputado, presuntamente, propinó golpes a su esposa por diversas partes del cuerpo y cuando ambos se encontraban frente a frente le clavó en el abdomen un cuchillo que había empleado poco antes para cortar jamón y con una longitud de hoja de 15 centímetros, según siempre la versión de la acusación pública.

ALEGÓ QUE FUE UN ACCIDENTE

En su declaración inicial, el marido alegó que su esposa se había resbalado y clavado un cuchillo que llevaba en la mano, así como que él mismo la había asistido hasta la llegada de los efectivos sanitarios a los que además llamó por teléfono.

Ante lo ocurrido, la mujer fue trasladada hasta el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid con pronóstico reservado, mientras que el marido fue detenido como presunto autor de los hechos.

Se da la circunstancia de que la víctima es la misma que en 2003 denunció al alguacil de Villalón tras asegurar que había sido agredida sexualmente por éste, ya que ella trabajaba como limpiadora en el Ayuntamiento, y que se tradujo en una condena de siete años de cárcel para el denunciado.

A posteriori, el entonces alcalde pidió el indulto para el condenado, al tiempo que impuso un sanción de empleo y sueldo de un mes a la trabajadora alegando bajo rendimiento.

Finalmente, el regidor de Villalón acabó dimitiendo en enero de 2009 con motivo de las críticas surgidas a raíz de su petición de indulto para el alguacil.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.