La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña
La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña EUROPA PRESS

En dicho plan se establecen los objetivos, estrategias y líneas de actuación que tratarán de cubrir las necesidades de las personas infectadas por VIH que viven en Extremadura y de prevenir el VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) en la población general y colectivos especialmente vulnerables.

La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha informado en rueda de prensa de que este plan es el segundo que aprueba la comunidad, si bien habría que retrotraerse hasta el año 1996 cuando el actual presidente del Ejecutivo regional, Guillermo Fernández Vara, en su época de consejero, puso en marcha la Oficina de Coordinación del SIDA.

Así, el plan de acción aprobado este martes en la reunión del Consejo de Gobierno contempla varias áreas estratégicas, entre ellas la información y prevención, la atención a personas seropositivas de VIH, la formación, investigación y vigilancia epidemiológica, así como la cooperación y coordinación de todas las acciones del plan.

Este plan servirá de guía a los servicios sanitarios y sociosanitarios de Extremadura, a través de sus objetivos y líneas de actuación, a la hora de abordar la prevención para dar respuesta a las necesidades de las personas seropositivas al VIH de manera integral.

Con estas acciones se pretende reducir la incidencia y prevalencia de la infección por VIH y otras ITS, realizar un diagnóstico precoz de las mismas y paliar los efectos negativos del estigma y la discriminación que siempre han marcado a la infección por VIH y el sida.

Todo ello con la intención de mejorar la calidad y esperanza de vida de las personas infectadas por VIH y otras ITS, según ha recalcado la Junta de Extremadura.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.