La demanda se produce después de los hechos acaecidos en las instalaciones provisionales del Conservatorio, ubicadas en el colegio Muñoz Garnica, según ha explicado la entidad este lunes en una nota.

En concreto, un viernes del pasado mes de marzo "varios adolescentes ajenos al Conservatorio se introdujeron en un aula de la planta sótano" en la que se iba a impartir una clase colectiva de primero de Enseñanza Profesional destinada a estudiantes de entre 14 y 15 años.

Al llegar la profesora a la clase, intentó que se marcharan, "pero los intrusos se negaron" a irse "con malos modos y faltas de respeto". Tras varios intentos, "se marcharon del aula, pero no abandonaron el centro, sino que subieron a otras plantas de centro y se ocultaron".

Mientras tanto, la docente subió a alertar a la conserjería del Conservatorio, momento en el que los jóvenes volvieron a descender hacia la misma clase, donde fueron reprendidos por otro profesor y nuevamente ascendieron a plantas superiores.

El AMPA ha explicado que la profesora trató de calmar los ánimos entre sus alumnos, quienes "le comunicaron que no era la primera que los intrusos habían hecho acto de aparición en el centro".

"Es más, reconocieron que tales individuos merodeaban por el Conservatorio y que dentro de las instalaciones del centro, incluidos los aseos, habían coaccionado a alumnos y les habían intentado sustraerles instrumentos musicales, además de amenazarlos con lesiones físicas", ha afirmado.

Por todo ello, desde el AMPA se ha solicitado "una reunión urgente y personal" con la delegada de Educación, Yolanda Caballero, "para que comunique qué medidas de vigilancia se van a adoptar para proteger, sobre todo a los alumnos con el fin de que acudan sin ningún miedo, y a los profesores para que puedan impartir sus clases sin coacción".

Consulta aquí más noticias de Jaén.