El arresto tuvo lugar de madrugada, a las 2.35 horas, en la calle Castilla de la capital cántabra a la altura de Carlos Haya. Momentos antes, el chico había supuestamente robado en la Plaza de las Estaciones una bicicleta del servicio Municipal de alquiler de este Ayuntamiento, la cual había sido arrancada a patadas de su enganche, causando daños tanto en el poste de sujeción como en la propia bici.

Los efectivos solicitaron al implicado que realizara la prueba de la alcoholemia, resultando positiva, superando en más del cuádruple la tasa permitida. Se instruyeron las correspondientes diligencias judiciales.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.