Así lo ha dicho el gerente de la Fundación Bit, Biel Frontera, que también ha considerado que "se ha hecho justicia y se han dignificado las condiciones de los trabajadores".

Frontera ha explicado que la adaptación al régimen retributivo ha precisado de un trabajo previo de elaboración de una relación de puestos de trabajo y de una clasificación profesional, ya que la norma especifica cómo tiene que ser la estructura salarial de las empresas y organismos que forman parte del sector público instrumental.

Ahora, ha subrayado a Frontera, "los trabajadores recibirán el salario base más el complemento de insularidad, la antigüedad y otros complementos, como por ejemplo el de responsabilidad, en función del puesto de trabajo que ocupen".

Según ha dicho, "parte de la importancia" de este paso radica en el hecho de que "hasta ahora los sueldos del personal del organismo estaban regidos por un convenio estatal de teleoperadoras que les perjudicaba porque los sueldos eran realmente bajos".