La presidenta de la Federación, Isabel García Sanz, ha afirmado a través de un comunicado que con medidas de este tipo "no se contribuye a la prevención de los ahogamientos en los espacios acuáticos ni a fomentar una imagen de calidad de los mismos en el ámbito internacional", y que va, además, contra lo aprobado por el Congreso de los Diputados, que en septiembre del año pasado dispuso que el Gobierno articulase "las sanciones a aplicar cuando los bañistas cometan imprudencias, una de las principales causas de los ahogamientos".

Para Isabel García llama la atención que "una medida aprobada por unanimidad en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso, precisamente a propuesta del grupo político de la alcaldesa de Motril, haya sido ahora rechazada por los concejales de los mismos partidos que votaron a favor entonces".

"Más aún -ha precisado- si la excusa para no modificar la Ordenanza de Uso y Disfrute de las Playas del Término Municipal de Motril es, como se ha dicho, un supuesto daño a su imagen en redes sociales", por lo que "además de una decisión carente de sentido se trata de un desconocimiento absoluto de la realidad y una manifiesta incapacidad de gestionar situaciones que pueden costar vidas humanas".

Así, señala García que en contra de "la supuesta afectación a la imagen de Motril", su Ayuntamiento "debería saber que los operadores turísticos europeos, especialmente los alemanes, reclaman cada vez más la calificación de la seguridad de los espacios naturales e instalaciones acuáticas para tomar sus decisiones de promocionar destinos".

La federación ha explicado que el Pleno del Ayuntamiento de Motril "rechazó una moción por la que se proponía que se prohibiese de manera expresa bañarse en la playa cuando ondease la bandera roja, lo que vendría a dotar al personal de vigilancia y socorrismo de mecanismos para recurrir a las Fuerzas de Seguridad cuando hay personas que ponen en peligro su propia vida y la del personal de salvamento desafiando las condiciones hostiles del mar".

Además, subraya que la inobservancia de las indicaciones de los socorristas "es uno de los principales problemas" con los que se encuentran los servicios de vigilancia en las playas de Motril, "sin que haya posibilidad de actuar en contra de las personas que arriesgan su vida y la de quienes tienen que socorrerlos por su imprudencia".

Por último, informa de que "cuatro de los veintidós casos de personas fallecidas desde 2015 por ahogamiento en espacios acuáticos en la provincia de Granada se produjeron en el término municipal de Motril", según recoge el Informe Nacional de Ahogamientos que realiza la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Consulta aquí más noticias de Granada.