Intervención en el Hospital Josep Trueta de Girona
Intervención en el Hospital Josep Trueta de Girona HOSPITAL JOSEP TRUETA

Estos dispositivos se colocan de forma poco invasiva y tienen una batería de duración más larga que los desfibriladores convencionales, y permiten un control remoto del estado del paciente a través del monitoraje por el cual la información clínica se envía por telemedicina a la unidad de arritmias, que hace el seguimiento.

Se trata del primer desfibrilador sin cables, indicado para personas que sufren arritmias ventriculares, potencialmente mortales, que pueden ser debidas a infartos, patologías hereditarias o congénitas, o bien otras cardiopatías.

Con estos nuevos dispositivos debajo de la piel, las complicaciones relacionadas con la manipulación de los cables de la conexión con el corazón a través de las venas se pueden evitar y eso permite el tratamiento de las arritmias en pacientes con difícil acceso vascular.

La colocación del desfibrilador automático implantable subcutáneo funciona de forma similar al convencional y se aplica sin necesidad de acceder al sistema vascular y a los ventrículos del corazón para monitorizar el ritmo cardíaco.

Consulta aquí más noticias de Girona.