El responsable de Acción Sindical, Salud Laboral y RSE de CCOO de Servicios de Castilla y León, Luis Sáez, ha explicado a los medios de comunicación que el acuerdo se alcanza sólo con una de las dos patronales que estaban en la mesa de negociación y que tanto ellos como los sindicatos se consideran "legitimados" para acordar este convenio, que afectará a "todo el sector de la hostelería" y extenderá su duración hasta 2022.

El acuerdo se ha tomado según lo pactado el pasado lunes entre los sindicatos y las dos patronales, que incluye la unificación de las actuales cuatro categorías en una única, lo que se traduce en incrementos salariales de entre un 1,6 y un 3,2 por ciento anual hasta 2022, y con un complemento específico de "intensidad" para las camareras de piso, entre otros puntos.

La Asociación de Hosteleros no ratificó este preacuerdo y este miércoles ha llevado nuevas propuestas a la mesa de negociación auspiciada por el Serla que planteaban dos tablas salariales, pero según el representante sindical se han "cerrado" a incluir el control horario aunque incluso admitían incrementos salariales aceptables para los representantes de los trabajadores.

Por ello, los sindicatos han preferido "firmar un preacuerdo alcanzado antes y mantener la palabra" y se han ratificado en lo pacto el lunes, que se firmará solamente con la Asociación de Empresarios de Hoteles.

Pese a ello, el representante sindical ha recalcado que el convenio es "de eficacia total para todos los trabajadores y se tiene que aplicar a todo el sector de la hostelería".

"Firmamos con una de las dos patronales que estaban en la mesa de negociación, donde no hemos pedido la representatividad, sino que nos reconocemos como partes y todos estamos legitimados para negociar y firmar este acuerdo", ha explicado Sáez.

Ante la posibilidad de que la Apeh decida impugnar el convenio, Luis Sáez ha recalcado que si lo quieren poner en duda "lo lleven al Juzgado", pero ha advertido de que, para ello, tienen que defender su legitimidad y se pueden "llevar una sorpresa con la representatividad que tienen".

Fuentes de la hostelería señalan que la Asociación de Hoteles abarca menos de un 15 por ciento de los trabajadores de todo el ámbito en Valladolid.

Por su parte, el representante legal de los hoteles, Carlos García Barcala, ha apuntado que el acuerdo es "razonable" y "bueno para el sector, porque mejora las condiciones laborales" y es positivo para las empresas. Además, ha recalcado que resulta "asumbible" pues supone una media de incremento de 30 euros salariales.

Sobre todo, ha incidido, "evita un conflicto laboral" en una época en la que podría causar un "daño de imagen" a la ciudad, con una posible huelga el Jueves y Viernes Santo.

Con respecto a la previsible ausencia de la Apeh en el convenio final, García Barcala ha señalado que han intentado "hasta el último momento" han hecho "todo el esfuerzo" para que los hosteleros firmaran el acuerdo, pero ha matizado que "cada uno será responsable de sus actos".

Asimismo, ha manifestado su deseo de que la Apeh no impugne el convenio, pero si la hubiera sería "inevitable".

NOVEDAD EN EL ACUERDO

Según fuentes de CCOO, una de las novedades arrancadas durante la larga negociación en el Serla es la creación de la mesa por el Diálogo Sectorial de la Hostelería, que será un "buen foro de debate encaminado a mejorar las condiciones en este sector, y que a buen seguro nos ayudará a todos, trabajadores y empresarios".

Lo "más relevante" de este principio de acuerdo, a juicio del sindicato, se resume en la unificación de las actuales cuatro tablas o grupos laborales en una única de manera progresiva en el devenir de los cinco años, lo que mejorará las condiciones laborales de todos los 10.602 empleados del sector.

Los salarios experimentarán subidas de entre el 1,6 por ciento anual en los contratos del actual grupo 1, el 2,47% para el grupo 2; y el 3,2% para el grupo 3, que es en el que se encuentra la mayoría de trabajadores en Valladolid. Además, el grupo 4 en dos años pasará a formar parte del 3, lo que implicará un incremento del 5,39% repartido en este bienio, además del 3,2% que experimentará el grupo 3.

Estas categorías se configuran de acuerdo a las existentes en el seno del Acuerdo Marco Estatal (ALEH- Acuerdo Laboral Estatal de Hostelería), lo que facilitará la determinación de los salarios.

Para las camareras de piso se ha acordado que su plus de Intensidad laboral de 291 euros anuales sea introducido en su salario base. Además, también tendrán una subida salarial del 2% para cada año durante los cinco ejercicios del convenio. Se trata de una subida considerable, pero no llega al sueldo de camarera o recepcionista.

Eso sí, queda "en el aire, y pendiente de atar", lo relativo a la incapacidad transitoria (IT). Lo que hay encima de la mesa es que por accidente profesional, enfermedad profesional, hospitalización e intervenciones quirúrgicas se abonara el 100% de los salarios a las personas afectadas. Por enfermedad común la propuesta que existe es la de dar el 100% del salario hasta el día 16, y a partir de esa jornada el 75% del mismo en la primera baja.

El siguiente elemento "de lucha", según Luis Sáez, será el relativo al control de fichaje, pues considera que "todo está pendiente de lo que haga el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)", pues si elfallo es positivo los hosteleros y en todos los sectores laborales "no tendrán más remedio que acatar esta resolución.

De esta manera se vería "culminada una reivindicación de muchos años, y totalmente necesaria para evitar la situación de desregulación que los profesionales de la hostelería sufren en esta Comunidad y en el resto del país", ratifica Luis Sáez.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.