Según ha señalado el Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes, cuyo término municipal es uno donde se pretende abrir la explotación minera, el Defensor del Pueblo ha creído conveniente "revisar la autorización otorgada el 9 de mayo de 2016, incluyendo en la misma las consideraciones emitidas por el Consejo de Seguridad Nuclear sobre el Programa de Vigilancia Radiológica Ambiental (PVRA) y el Programa de Vigilancia y Control de las Aguas Subterráneas (PVCAS) presentados por la empresa Berkeley".

Tras esa autorización inicial, el Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes presentó el 23 de junio de 2016 un recurso de reposición contra la resolución de concesión de vertidos, otorgada por la CHD el 9 de mayo de 2016.

Entonces, la Confederación desestimó tal recurso por resolución del 3 de mayo de 2017, por lo que "agotada la vía administrativa", la entidad local interpuso un recurso contencioso-administrativo el 17 de julio de 2017, admitido a trámite y pendiente de resolución, según ha especificado el Ayuntamiento.

En ese nuevo trámite, tal y como ha explicado, el Consistorio de Villavieja de Yeltes ha pedido la declaración de "nulidad absoluta" de la resolución de autorización de vertido de las aguas residuales, solicitada por Berkeley en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes.

Asimismo, solicita en el documento la "suspensión de la ejecución" de la resolución de autorización de vertido que se impugna, ya que "su ejecución podría suponer efectos fatales para la salud de las personas y el medio ambiente", ha añadido.

Finalmente, el Ayuntamiento de Villavieja ha querido agradecer el apoyo del portavoz de Compromís en el Senado,Carles Mulet y a la organización Stop Uranio, que fueron los encargados de presentar la correspondiente queja ante el Defensor del Pueblo, "y, por extensión, a todas las asociaciones, organismos y ciudadanos que están luchando contra el Proyecto Salamanca -de la empresa Berkeley-".

Consulta aquí más noticias de Salamanca.