Mossos d'Esquadra.
Mossos d'Esquadra. MOSSOS D'ESQUADRA /TWITTER - Archivo

Los Mossos d'Esquadra han descartado que el asesinato por asfixia de una mujer, este pasado domingo en Tarragona, sea un caso de violencia machista, según la policía autonómica.

El autor confeso del crimen es un ciudadano lituano de 30 años, que pasará el próximo miércoles a disposición judicial y que, aunque conocía a la víctima, no mantenía ningún tipo de relación de pareja con ella, por lo que el caso no se trata como violencia de género.

La mujer era de nacionalidad española, tenía 45 años, era vecina de Tarragona y murió por asfixia este pasado domingo en una casa en muy mal estado, a pie de una rotonda muy transitada de la carretera T-11, la autovía que une Tarragona y Reus.

La zona, uno de los principales accesos a la capital, está habitada por personas en situación muy precaria que viven en casas en mal estado como la que ocurrieron los hechos y en barracas.

Precisamente, fue uno de los vecinos quien alertó a la policía tras haberle revelado el detenido, presuntamente, que había matado a una mujer.

El detenido permanece en la comisaría central de los Mossos d'Esquadra en Tarragona desde el domingo y el próximo miércoles pasará a disposición del juez de guardia.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.