Gema Conde
Gema Conde EUROPA PRESS

En concreto, se tramitaron 363 solicitudes, 33 más que en 2016, de las cuales 245 fueron altas, 113 cancelaciones, principalmente por la renuncia del interesado, y cinco denegaciones por no reunir las condiciones requeridas.

A lo largo del pasado año, el Servicio de Teleasistencia registró 179 bajas, 138 de mujeres y 41 de hombres, de las cuales 73 fueron por fallecimiento, 62 por traslados a centros residenciales, 18 por traslados a casas de familiares y trece por incorporar al domicilio la presencia de la figura de un cuidador, mientras que otras trece se correspondieron con diversos motivos.

En este servicio, que contó en 2017 con un presupuesto de 109.000 euros, de los cuales 86.000 euros provinieron de las aportaciones de los beneficiarios, no existió lista de espera en la pasada anualidad, cuando los centros de acción social de Vadillos y Arlanzón aglutinaron el mayor número de solicitudes.

COMIDA A DOMICILIO

El Servicio de Teleasistencia se complementa en algunos casos con la prestación de comida a domicilio, un servicio que el pasado año contabilizó 55.584 comidas entregadas, el equivalente a un incremento de 6.789 menús.

A lo largo de 2017, esta prestación social recibió 96 solicitudes, incrementándose éstas en un 30 por ciento en comparación con la anualidad anterior, mientras que registró 60 bajas, dos más que en 2016.

En total, el Servicio de Comida a Domicilio contabilizó 96 altas el pasado año, 20 más que en el registro anual anterior, no registró lista de espera y el tiempo de inicio de la prestación osciló entre los tres y los diez días desde la solicitud de la misma.

Consulta aquí más noticias de Burgos.