El vehículo, equipado médicamente, llegó a la Villa con el último gobierno local del Partido Popular, presidido por Jesús Avelino Menéndez, tras llegar a un acuerdo con la extinta Caja Madrid, según ha informado la formación política en una nota de prensa.

El PP ha considerado una "barbaridad" la decisión del gobierno local dirigido por la alcaldesa, María Eugenia Rufino, quien, según el presidente local popular, Gustavo Aybar, "ha ganado un vehículo de trabajo a costa de la salud de los ciudadanos de Salobreña e, incluso, de los visitantes" que ya en épocas como la actual de Semana Santa llegan hasta el municipio granadino.

En su día, "el Ayuntamiento hizo un depósito de tres millones de euros en esta entidad y ella, a cambio, donó esta ambulancia preparada con todo el equipamiento médico necesario para una primera atención en caso de emergencia", ha recordado Aybar, quien fue responsable de la transacción que se realizó para la obtención del vehículo médico.

"El de Salobreña no fue el único municipio que obtuvo esta ambulancia, fue un acuerdo que llegó a otros ayuntamientos como el de Motril, que aún lo conserva", ha recordado Aybar, a quien varios voluntarios de Protección Civil y vecinos del pueblo han mostrado su "consternación".

Según ha explicado el dirigente del PP, "Salobreña no cuenta con un hospital, el más cercano es el de Motril, por lo que, en caso de emergencia lejos del centro de salud, era la opción más completa y que daba más seguridad", a lo cual se sumaba el servicio a "alguna competición deportiva o en las épocas de más afluencia de las playas".

Consulta aquí más noticias de Granada.