VEcinos del barrio El Vivero de Cáceres
VEcinos del barrio El Vivero de Cáceres EUROPA PRESS

Así lo ha manifestado el secretario de la asociación, Antonio Fernández, junto al presidente Javier Frutos, y el vocal Alberto Casado, que han ofrecido este jueves los detalles de este asunto que ha provocado el rechazo de los vecinos de este barrio.

De momento, han presentado un escrito al Consistorio para solicitar la anulación de la licencia de apertura ya que en el proyecto de obra no se habla de la existencia de cinco puestos para lavadero de coches y solo se hace mención a la unidad de suministro de combustible, por lo que los vecinos creen que esa licencia es nula ya que se ha otorgado solo para la gasolinera pero no para la infraestructura de lavadero.

Según ha relatado Fernández, la empresa Extrefuel SL, que está construyendo la gasolinera en un solar comercial entre la calle Gredos y Monfragüe, había presentado un proyecto solo para esto pero "ha solapado" la obra del lavadero por lo que la asociación de vecinos cree que la licencia "es nula de pleno derecho" ya que el Plan General Municipal (PGM) no permite el uso del suelo comercial para lavadero de coches.

También han denunciado en rueda de prensa que se ha construido en la parcela un pozo de sondeo "sin autorización" para conseguir agua de suministro al lavadero, lo que tampoco viene recogido en la licencia de obra que otorgó el ayuntamiento.

Además, los vecinos rechazan este proyecto por considerarlo "sumamente peligroso" ya que, a menos de 50 metros, existen bloques de siete alturas y, en la zona, hay "bastante" intensidad viaria de personas y tráfico porque hay dos

muy próximos (El Vivero y el Dulce Chacón) y tres supermercados.

El barrio solo tiene dos entradas (por la calle Monfragüe desde Ruta de la Plata o desde la avenida de las Arenas) y "los caos de tráfico que se originan en la zona son importantes", ha dicho Fernández que recuerda que la circulación de camiones pesados también es continua debido a la carga y descarga de mercancía de los establecimientos de alimentación.

"La empresa ha pretendido hacer trampas porque se pide licencia solo para la gasolinera, que puede venir amparada por la ley, y al mismo tiempo presenta lo del lavadero y mientras se busca agua", ha incidido el secretario de la asociación que añade que este pozo se ha hecho "sin conocimiento de la Confederación Hidrográfica del Tajo porque es ilegal".

De momento, la asociación está a la espera de la respuesta oficial del ayuntamiento al escrito presentado en el que se pide la nulidad de la licencia de obra y, en caso de que no se consiga la paralización del proyecto, se acudirá a la vía judicial para parar las obras que se encuentran ya al 80% de su ejecución.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.