Una excavadora de las obras de la M-30 deja sin luz a 250.000 vecinos

La máquina «pinchó un cable» de alta tensión de Iberdrola en Chamartín y provocó un incendio. El corte afectó al Metro.
Bomberos sofocando ayer el incendio en la calle Bambú.
Bomberos sofocando ayer el incendio en la calle Bambú.
Ayto . madrid
Una excavadora de la constructora OHL, que trabajaba ayer en las obras de reforma de la M-30 este, «pinchó» a las 11.39 un cable de alta tensión, de 132.000 kilovoltios, de la compañía Iberdrola en la confluencia de las calles Hiedra y Pío XII.

El incidente dejó sin luz a 60.000 abonados de Chamartín y Tetuán, lo que supuso que cerca de 250.000 vecinos se quedaron varias horas sin fluido eléctrico. A las 16.30, el 97% de los afectados ya había recuperado la corriente.

El apagón afectó también a los semáforos de la zona. El tráfico en puntos estratégicos tuvo que ser regulado toda la mañana por Policías y Agentes de Movilidad. La rotura del cable provocó además un pequeño incendio en pastos junto a la calle Bambú, que fue sofocado por una dotación de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid.

Otra de las consecuencias del accidente fue la suspensión durante diez minutos, alrededor de las 12.00, del servicio en las líneas 4 y 6 de Metro. Iberdrola anunció ayer que pedirá responsabilidades a la empresa OHL.

Oficinas de ayuda urgente

Iberdrola abrió ayer dos oficinas de ayuda urgente (en La Castellana, 203 y Diego de León, 20) para los clientes que quieran informarse o reclamar por la avería. Además se puede llamar al teléfono de la compañía 901 202 020. La reparación de la línea afectada será «complicadísima» , según fuentes de la compañía.

Grandes cortes

31 de julio de 1999: Un incendio en la subestación eléctrica de Unión Fenosa de Méndez Álvaro dejó sin luz a medio millón de personas y generó el caos en la mayor estación de autobuses de la capital.

28 de febrero de 2001: Casi todo Getafe, parte de Fuenlabrada y algunas viviendas de Leganés y Parla se quedaron sin suministro por una avería en la subestación eléctrica de Retamar, de la compañía Iberdrola. Casi 40.000 familias, unas 160.000 personas, sufrieron el apagón.

15 de julio de 2004: Arde una estación de Unión Fenosa junto al paseo del Prado. La humareda se distingue a 30 kilómetros de distancia. Más de 150 viviendas y decenas de edificios oficiales se quedaron a oscuras.

18 de noviembre de 2004: El fuego devasta la misma estación eléctrica de Unión Fenosa de Méndez Álvaro (Arganzuela) que ya ardió en julio de 1999. Cerca de 250.000 clientes (un millón de personas) y los semáforos de media ciudad se vieron afectados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento