El delegado del Gobierno en Galicia en un acto en Lugo.
El delegado del Gobierno en Galicia en un acto en Lugo. EUROPA PRESS

Los investigadores indagan si el hombre de 51 años que permanece en la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo detenido acusado de haber matado a su padre, de 79 años, en Monterroso "a patadas y puñetazos", tiene problemas de alcoholismo y trastorno de la personalidad.

Así lo han explicado fuentes de la investigación, que han apuntado

que el presunto parricida supuestamente llegó "borracho" a casa en la noche del domingo y, tras una discusión con su padre, lo mató a "golpes".

El detenido es un hombre en paro que había trabajado de guardia de seguridad. En el momento del suceso se encontraba en la casa de la parroquia de Esporiz, en Monterroso, un hijo del presunto agresor y nieto de la víctima de cuatro años de edad, que "no" se enteró de los hechos.

DISPOSICIÓN JUDICIAL

Por su parte, el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha confirmado en Lugo, antes de participar en la inauguración de una empresa, que el presunto autor "previsiblemente" pasará "mañana (martes) a disposición judicial" en el juzgado de Chantada, que instruye la causa, que se encuentra bajo secreto de sumario.

Mientras, el subdelegado del Gobierno en Lugo, Ramón Carballo, ha concretado que se trata de una "familia donde vivía el abuelo, el padre y el nieto que estaba allí" que, ha matizado, "no presenció el suceso".

En cuanto al motivo del crimen, ambos han comentado que la causa se encuentra "bajo secreto de sumario", por lo que habrá que esperar a que le tome declaración la Guardia Civil.

Esta familia había sufrido hace "poco tiempo" el fallecimiento de la madre y esposa del septuagenario, lo que supuestamente agravó los problemas del detenido.

Consulta aquí más noticias de Lugo.