Con esta apertura, todos los espacios verdes de la ciudad han reabierto salvo Parque Amate, en el que se centran en estos momentos los trabajos "para que de nuevo pueda ser disfrutado por la ciudadanía a la mayor brevedad posible", ha explicado el delegado de Parques y Jardines, el socialista David Guevara, en un comunicado.

Para el Parque de María Luisa, se desplegó un plan especial y urgente con medios propios y trabajadores que habitualmente desarrollan su actividad en este espacio histórico. Suponía la ejecución de 520 horas extra para 13 empleados, con el objetivo de que pudiera reabrir "en las mejores condiciones y con garantías de seguridad para los visitantes".

Estos trabajos se han acometido a puerta cerrada para así evitar riesgos a las personas y facilitar las labores de apeos, podas, retirada de troncos y ramas y limpieza general, a la vez que analizar el estado del conjunto de la arboleda tras el paso de unos temporales que han tenido un impacto importante en este gran pulmón verde de Sevilla.

Guevara, quien ha agradecido el esfuerzo de la plantilla municipal a pesar de las malas condiciones meteorológicas que se han ido sucediendo, con fuertes lluvias y vientos, ha confiado en que el Parque Amate pueda ser también reabierto cuanto antes, "aunque haciéndolo con plenas garantías de seguridad para sus usuarios, un rigor es el que está predominando en las actuaciones".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.