El Ayuntamiento ha explicado en una nota de prensa que los hechos han tenido lugar pasado el mediodía, cuando una pareja de agentes de la Unidad Motorista patrullaban por la avenida de Andalucía y observaron al conductor de un vehículo que hablaba por el teléfono móvil mientras conducía, por lo que han procedido a darle el alto y corregir la infracción.

Los agentes han tomado contacto con el conductor, un hombre de unos 55 años, y tras realizar las comprobaciones rutinarias han tenido conocimiento de que el vehículo carecía de seguro y además tenía la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) caducada, así como que el vehículo estaba denunciado como sustraído en Alemania, si bien, tanto la documentación como la llave eran originales.

Así las cosas, los agentes han procedido a la intervención y depósito del vehículo, informando a su conductor de la puesta en conocimiento judicial de lo sucedido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.