Según informan fuentes policiales, hace unas semanas, una trabajadora de un centro hospitalario situado en la capital murciana denunció la intimidación con violencia sufrida por parte de una persona que acudía a visitar a un paciente, a quien la misma se encontraba asistiendo.

El familiar deseaba acceder a la habitación del paciente y la auxiliar le reiteró la necesidad de que abandonase la estancia para terminar de asistir al enfermo. En ese momento, por parte del visitante, sobrevino una actitud agresiva con gritos hacia la funcionaria a la que siguió fuera del cuarto, se encaró con la misma y le propinó varios manotazos en un hombro.

En el día de ayer, la Comisaría de Distrito de San Andrés procedió a la detención del presunto autor de estos hechos. Posteriormente el arrestado fue puesto en libertad quedando advertido de la obligación que tiene de comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido por la misma.

La actuación fue desarrollada por la Policía Nacional a través de su Jefatura Superior de Policía en la Región de Murcia.

Consulta aquí más noticias de Murcia.