Fernando Rodríguez Villalobos
Fernando Rodríguez Villalobos EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE SEVILLA - Archivo

A través de un comunicado, el regidor provincial ha recordado que la Diputación lleva ya unas semanas planificando la puesta en marcha del Supera VI, "ganando tiempo al tiempo y trazando las principales líneas de inversión que tendrá el nuevo programa de inversiones en los municipios".

En relación con el "buen trabajo" de contención de gasto que se viene haciendo en clave municipal, Villalobos ha subrayado que son las entidades locales las que desde 2013 tienen superávit, por lo que "deberían reconocer esa eficiencia no solo permitiendo inversiones con ese remanente, sino también autorizando un mayor techo de gasto".

Concretamente, el presidente de la Diputación ha recordado que, del dato de liquidación del presupuesto 2016 se desprende que, de los 69 ayuntamientos sevillanos que presentaron ese cierre contable, 67 registraron un superávit que ascendió a 115,9 millones de euros, a los que hay que sumar los 89,6 de la propia Diputación para ese mismo periodo.

En contraste con ese dato "de buena gestión", Villalobos ha indicado que, "aun haciendo bien las cosas, el techo de gasto ha ido reduciendo la capacidad de gasto no financiero", algo ante lo que ha puesto como ejemplo a la propia Diputación sevillana, que "entre 2012 y 2016 vio cómo su capacidad real de gasto se redujo un 3,9 por ciento".

"NO ES UN PLAN E DE MONTORO"

En relación con la autorización del superávit de las entidades locales por parte del Ministerio de Hacienda, Villalobos ha criticado "la forma en la que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, está "deslizando este asunto entre la opinión pública, porque poco menos que da la sensación de que estas partidas fuesen un Plan E del Gobierno para reactivar las economías locales, cuando de lo que se trata es de recursos de los propios ayuntamientos y diputaciones, fruto del esfuerzo y la buena gestión de las entidades locales".

"Los 5.000 millones de superávit que las entidades locales españolas hemos sido capaces de generar en 2017 o los más de 1.400 solo en Andalucía no son ningún regalo del Gobierno, sino la prueba de que los ayuntamientos y las diputaciones, el municipalismo al fin, es la escala de la administración que mejor lo viene haciendo desde que comenzara la crisis que ahora termina", ha enfatizado el presidente.

También, ha tenido palabras de agradecimiento para el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, "por su receptividad a nuestras propuestas, ya que tenemos en común una firme creencia en el municipalismo".

Por último, el presidente de la Diputación y de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) ha apoyado la demanda del presidente de su homóloga estatal, la FEMP, Abel Caballero, en las que este afirma que "cuando se reforme la Constitución hay que hacer un debate a fondo sobre corporaciones locales, porque los municipios de 2018 son muy diferentes a los de 1978, ya que en estos 40 años la acción política desde el ámbito local ha dado un vuelco radical y los ayuntamientos son grandes actores de la política actual".

En esa línea, Villalobos ha suscrito la defensa de los ayuntamientos más pequeños que hace el responsable de la FEMP, argumentando que "esos consistorios tienen un coste muy pequeño, casi nulo y, además, están tratando de evitar la despoblación de zonas enteras de España, que a día de hoy es un problema gravísimo que afecta a provincias enteras". Sobre esa cuestión, ha remarcado que "fijar la población al territorio deberá ser prioritario y eso requiere de recursos financieros".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.