Las actuaciones han consistido en el recrecido de los andenes y la colocación de nuevas barandillas, para cumplir la normativa de accesibilidad. El objetivo de las mismas es facilitar el tránsito de los usuarios por las instalaciones, especialmente de las personas con discapacidad.

Por estaciones, el presupuesto ha sido en Beranga de 39.746 euros; en Mar de 88.571 euros; y en Requejada de 55.588 euros. Las actuaciones en estas estaciones se han centrado en el recrecido de andenes para nivelar su altura con la del acceso al tren. Asimismo, se ha colocado pavimento antideslizante, elementos de borde y barandillas para garantizar la seguridad.

Para completar los trabajos, también se han pintado los edificios y marquesinas y se ha instalado alumbrado led en las tres estaciones objeto de actuación.

La inversión en el nuevo alumbrado conlleva un ahorro en eficiencia energética acorde con el compromiso de sostenibilidad y medio ambiente adquirido por Renfe.

En este contexto, el recrecido de andenes ya se ha realizado en las estaciones de Santander, Nueva Montaña, Zurita y Viérnoles y próximamente finalizarán las obras en las estaciones de Adarzo y Casar de Periedo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.