Cueva de Covalanas
Cueva de Covalanas AYUNTAMIENTO - Archivo

Según ha informado el Ayuntamiento de Ramales en un comunicado, el equipo de Gobierno PRC-PSOE "ha tenido que tomar esta determinación" dado que, según García, lleva "años" intentando conseguir el permiso para la instalación de señalización de la cueva de Covalanas, a través del Gobierno de Cantabria, en las vías de acceso a la misma y a la localidad de Ramales de la Victoria, tal y como sucede con otros hitos culturales que son Patrimonio de la Humanidad.

"Así ocurre con otras cuevas como Altamira y otros bienes declarados Patrimonio de la Humanidad cercanos a la Cueva de Covalanas como el Puente de Vizcaya, la Catedral de Burgos, el Yacimiento arqueológico de Atapuerca y los Caminos de Compostela, perfectamente señalizados en autopistas y carreteras de titularidad estatal", ha subrayado el alcalde.

Las solicitudes que ha realizado el Gobierno de Cantabria a instancias del Ayuntamiento de Ramales de la Victoria han sido para señalizar la existencia del Patrimonio de la Humanidad en la autopista A-8 E-70 y en la carretera de titularidad estatal N-629, esta última da acceso directo a la cueva de Covalanas.

Para el regidor ramaliego, esta señalización ayudaría al desarrollo turístico no solamente del municipio sino de toda la comarca del Asón. Por eso considera "inexplicable" que el Ministerio de Fomento "deniegue reiteradamente" su petición.

El Ayuntamiento informa además a la Comisión Nacional Española de Cooperación con la UNESCO su disposición a que el coste de la instalación de las señales y su fabricación corra a cargo del Consistorio.

El Ayuntamiento de Ramales ha conseguido el apoyo institucional del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, del consejero de Cultura. Francisco Fernández Mañanes, y de la Dirección General de Turismo desde donde se han formulado las peticiones de señalización desde hace más de dos años "sin respuesta" hasta la fecha.

La cueva de Covalanas es popularmente conocida como la 'cueva de las ciervas rojas'. Se localiza en la ladera noreste del Monte Pando, encima de la cavidad de El Mirón, utilizada esta última como lugar habitable durante, al menos, los últimos 45.000 años.

Fue descubierta en 1903 por el padre Lorenzo Sierra, en colaboración con Hermilio Alcalde del Río, dos figuras claves de la investigación arqueológica en Cantabria. Su descubrimiento se enmarca dentro de los orígenes de la ciencia prehistórica y más en concreto del arte paleolítico, al ser la segunda cavidad con arte paleolítico descubierta en toda la Cornisa Cantábrica tras Altamira (en 1879).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.