En este sentido, la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Granada ha manifestado que "es absolutamente falso" que los aceleradores lineales procedentes de la donación realizada por la Fundación Amancio Ortega al Servicio Andaluz de Salud se encuentren en un almacén embalados. "Y si le resulta difícil entenderlo, que no se aventure a alarmar si no son expertos en la materia, porque es una irresponsabilidad política lanzar mensajes como los lanzados este martes", ha aseverado.

Así, ha explicado que uno de los equipos se encuentra ya montado e instalado en su correspondiente búnker en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves y ha recibido recientemente la autorización necesaria del Consejo Nacional de Seguridad Nuclear. "Los profesionales de Radiofísica de dicho hospital se encuentran realizando en estos momentos las comprobaciones necesarias para su puesta en funcionamiento con las máximas garantías de seguridad para profesionales y pacientes que se beneficiarán de este nuevo equipamiento para el tratamiento del cáncer en Granada, que se prevé esté puesto en marcha en mayo", ha asegurado.

Una vez entre en funcionamiento dicho equipo, que sustituye al acelerador más antiguo del hospital granadino, se iniciará el montaje e instalación del segundo equipo, siguiendo los mismos pasos, tramitaciones y comprobaciones necesarias que conllevan estos equipos de alta complejidad en cualquier centro hospitalario. Según apunta la Junta, la previsión es que este segundo equipo entre en funcionamiento en el último trimestre del presente año.

El Gobierno andaluz ha precisado que, posteriormente, el acelerador lineal que está funcionando en el antiguo Hospital San Cecilio se trasladará al Hospital del Campus de la Salud, a su correspondiente búnker, donde se llevará a cabo una actualización del equipo para que cuente con las últimas prestaciones del mercado, al igual que ya tiene el acelerador lineal funcionando en este hospital, de adquisición reciente por parte del Servicio Andaluz de Salud.

"Cuando todos los equipos estén a pleno rendimiento, cada una de las dos áreas hospitalarias contará con dos aceleradores lineales, suficientes para dar cobertura a la población granadina que los requiera con los máximos estándares de calidad", ha señalado.

Así las cosas, la Junta ha incidido en que estas explicaciones se le han dado al PP-A cada vez que ha solicitado información a la Administración sanitaria, así como se la ha facilitado la propia consejera de Salud, Marina Álvarez en el Parlamento, quien ha explicado "con total transparencia la complejidad de la instalación y puesta en marcha de estos equipos, además de negar que se encuentren guardados".

Es por ello que el Ejecutivo autonómico ha destacado que el equipo directivo de los dos hospitales granadinos, los servicios profesionales implicados en el abordaje del cáncer, los profesionales del Plan Andaluz de Oncología y la Administración sanitaria "sí están siendo responsables" con toda esta planificación, "actuando únicamente desde el rigor científico y desde la necesidad asistencial real que existe en Granada".

"La renovación de los aceleradores lineales corresponde a una minuciosa programación a nivel andaluz, en base a la cual el Hospital Virgen de las Nieves de Granada verá renovados sus dos aceleradores lineales, los cuales no pueden ser actualizados técnicamente por su antigüedad", ha explicado la Junta, quien además ha indicado que los dos aceleradores lineales con los que cuenta el Hospital del Campus de la Salud, uno de ellos aún operativo en el antiguo Hospital San Cecilio, "siguen funcionando a máximo rendimiento, mañana y tarde, al igual que el acelerador operativo en el Hospital Virgen de las Nieves, para dar respuesta a toda la demanda asistencial en este campo".

No obstante, ante diferentes averías que se han producido en este equipo operativo, se está dando respuesta también con la derivación puntual de algunos pacientes a la única clínica que existe en la ciudad autorizada para estos tratamientos, en el marco de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas. "Son pacientes cuyos tratamientos no pueden demorarse. De hecho, con todas las actuaciones emprendidas, todos los pacientes están siendo tratados dentro de los tiempos adecuados, lejos de lo que afirma el PP", ha añadido.

Por tanto, la Junta ha subrayado que "no podemos tolerar que el PP alarme, mienta y eche por tierra una vez más todos los esfuerzos que se están realizando en este proceso para agilizar los tiempos de respuesta en este ámbito". "Los profesionales están dando una respuesta ejemplar y es lamentable que pongan en tela de juicio todo lo que se hace en el ámbito sanitario en Granada", insiste.

"Es triste e inadmisible que una vez más los portavoces 'populares' vuelvan a intentar menospreciar la sanidad pública andaluza siendo lo de menos para ellos la veracidad de los argumentos utilizados y el grado de alarma que sus palabras puedan generar en la ciudadanía. Un asunto tan sensible e importante como es la salud de los granadinos y la atención al cáncer no puede banalizarse ni usarse como arma política arrojadiza, al igual que una mentira mil veces repetidas no se convierte en verdad", ha concluido el Gobierno andaluz.

Consulta aquí más noticias de Granada.