Después de realizar un estudio de las necesidades existentes, se han proyectado estas obras de rehabilitación superficial del firme en los tramos de las carreteras N-110 entre Segovia y Villacastín y la N-VI, entre San Rafael y Villacastín, para alargar la vida útil del pavimento y mejorar la comodidad y seguridad de los usuarios.

Las obras prevén actuaciones como el saneo localizado de la capa de rodadura y reposición mediante mezclas bituminosas, el extendido de una capa de rodadura nueva en la N-VI así como en las curvas de radio menor de 250 metros de la N-110.

Se hará, además una actuación específica de reciclado del firme y estabilización con cemento en el tramo comprendido entre los puntos 220 y 222,2 de la N-110. Posteriormente se extenderán 15 centímetros de mezclas bituminosas en caliente para que el tramo quede con el mismo espesor de firme que disponía antes del reciclado.

Se ejecutarán además drenajes superficiales y profundos ara evitar acumulaciones de agua que pudieran afectar negativamente a la explanada o al firme.

Además, se repintarán a lo largo de los tramos marcas viales, se renovarán juntas de puentes, desvíos de tráfico y señalización de obras, gestión de residuos y seguridad y salud en las obras.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.