La Policía Nacional Detiene A 14 Personas Y Clausura Un Club De Alterne En Ribad
La Policía Nacional Detiene A 14 Personas Y Clausura Un Club De Alterne En Ribad POLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Asturias y Cantabria a 14 personas que, presuntamente, conformaban una organización dedicada a la trata y explotación sexual de mujeres paraguayas en un club de Ribadesella.

Alrededor del club, que ha sido clausurado, la red había levantado todo un complejo turístico que comprendía un hotel, un restaurante, cafetería y una empresa de turismo activo.

Los investigados atesoran un patrimonio cercano a los tres millones de euros según informe patrimonial realizado por Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

Todas las víctimas captadas eran jóvenes con cargas familiares, problemas o situaciones violentas en su país de origen e incluso algunas de ellas guardaban relación de parentesco con las intermediadoras que usaban sin escrúpulos los lazos familiares para engañarlas y traerlas a España, ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

Durante la operación se han recuperado tres armas cortas y 800 cartuchos de diferente calibre, 350.000 euros en efectivo, 4000 dólares, sustancias estupefacientes, dos vehículos y material informático.

UN COMPLEJO TURÍSTICO ALREDEDOR DEL CLUB CLAUSURADO

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de una organización dedicada a la trata de mujeres paraguayas que eran explotadas sexualmente en un club de alterne situado en Ribadesella.

Tras diversas gestiones, los agentes pudieron identificar a la mujer que captaba a las víctimas y comprobaron que se trataba de la expareja de uno de los cabecillas de la organización.

La red llevaba varios años actuando en la zona norte de España y muchos de sus miembros ya habían sido detenidos en diversas ocasiones por lo que cada vez aumentaban las medidas de seguridad utilizadas para no ser descubiertos.

Las comunicaciones entre ellos eran escasas y las reuniones se llevaban a cabo en lugares o inmuebles de "confianza" y en zonas donde no pudieran ser vistos. Asimismo, cambiaban de vehículo con frecuencia para lo cual usaban unos diez vehículos indistintamente.

Los agentes pudieron constatar que alrededor del club donde las mujeres estaban siendo explotadas, la red había levantado todo un complejo turístico que comprendía un hotel, un restaurante, una cafetería y una empresa de turismo activo.

Algunos miembros de la organización, encargados del funcionamiento directo del club y resto de negocios, pernoctaban en el complejo y de este modo podían ejercer un control inmediato sobre las víctimas y mujeres del local.

14 DETENIDOS, DOS MUJERES LIBERADAS Y EL CLUB CLAUSURADO

La operación se ha saldado con la detención de 14 miembros de la red -siete en Ribadesella, cuatro en Oviedo y tres en Cantabria-. Los agentes han liberado a dos mujeres y han podido constatar que las víctimas eran mujeres con un perfil similar: juventud y cargas familiares o algún problema en su país de origen para las que la búsqueda de un futuro mejor en un país como el nuestro resultaba prioritaria.

Además, muchas de ellas guardaban relación de parentesco con las intermediadoras quienes las "atraían" para venir a España. El club ha sido clausurado.

Los investigadores han intervenido tres armas cortas de fuego y más de 800 cartuchos de diferente calibre, material informático y dos vehículos. No obstante, además de la trata de personas con fines de explotación sexual, se aprehendieron más de 100 gramos de cocaína y alrededor de 350.000 euros en efectivo.

INVESTIGACIÓN PATRIMONIAL PARALELA

Para esclarecer el blanqueo de capitales, la Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Asturias han realizada la correspondiente investigación patrimonial. Los investigados atesoran un patrimonio cercano a los tres millones de euros en bienes inmuebles y poseían varios vehículos de alta gama.

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013, y que dio lugar a la creación de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional.

Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.