"Con la actitud provocadora y chulesca de este delegado del Gobierno no se consigue nada más que echar leña al fuego de un conflicto que las autoridades tienen el deber de resolver, en lugar de empeorarlo mediante la represión policial y las sanciones económicas", han añadido.

De este modo, afirman que "el cargo le queda grande, y debería reconocer que le falta capacidad para el entendimiento y la resolución de conflictos sociales de forma conciliadora y pacífica, cualidades imprescindibles para quien desempeña el cargo de delegado de Gobierno".

Consulta aquí más noticias de Murcia.