El objetivo principal de esta actuación es reestablecer la vegetación existente en la zona previamente al incendio, así como evitar la proliferación de plagas y de procesos erosivos como consecuencia del debilitamiento y pérdida de la cubierta forestal.

Para ello, los trabajos consisten en el control de aguas y la adecuación de cauces, tratamientos silvícolas y de residuos forestales, y actuaciones de repoblación forestal, así como aquellas que son necesarias para la señalización, mantenimiento de las condiciones de seguridad y salud durante la ejecución de las obras.

Están actuaciones están recogidas dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural (PNDR) del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y son susceptibles de ser cofinanciadas al 53 por 100 por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

El incendio afectó a un total de 3.717 hectáreas, de las que unas 2.500 eran arboladas de gran valor ambiental y de protección de suelos, afectando a las localidades de San Salvador, Cornollo, Tremado, Paradas y El Caleyo.

Consulta aquí más noticias de Asturias.