La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, recoge que el acusado conoció a uno de los jóvenes en septiembre de 2015, cuando éste tenía 15 años de edad, se ganó su confianza, lo invitó varias veces a su domicilio y le ofreció hachis o marihuana, para que el joven consumiera.

Ya con la confianza ganada, el acusado comenzó a frecuentar un parque donde el joven se juntaba con sus amigos, entre ellos su hermano, también de 15 años, y el acusado actuó de la misma manera con éste, para también ir acercándose a él poco a poco.

Durante las visitas de los menores al domicilio del acusado, éste empezó a realizar tocamientos al primero de los jóvenes, abrazándole y tocándole sus partes íntimas. Además le envió un mensaje con el contenido " te la chupo por 200 euros". A partir de ese momento, el joven dejó de ir al domicilio del acusado.

En lo que se refiere al otro joven, en las visitas que efectuó al domicilio del acusado, éste le ofreció mantener relaciones sexuales a cambio de 500 euros. El menor aceptó en un par de ocasiones, por miedo a que el acusado le golpeara.

En la última de ellas, mantuvieron relaciones sexuales completas, pese a que el joven le dijo al acusado que no quería seguir. Finalmente, el menor se marchó de la casa, no recibiendo nunca la cantidad ofrecida.

Consulta aquí más noticias de Albacete.