Pantano de Cuevas del Almanzora
Pantano de Cuevas del Almanzora Archivo/Junta

La transferencia, que se reactivará a medianoche del sábado, deberá cumplir las condiciones establecidas en la Ley 55/1999, de 29 de diciembre, es decir, sólo se podrá transferir el volumen embalsado que exceda de 210 hectómetros cúbicos, y siempre y cuando el volumen embalsado en el sistema de regulación general supere el 30 por ciento de la capacidad de dicho sistema de regulación.

Para garantizar el cumplimiento de la ley, se hará un seguimiento exhaustivo de los recursos embalsados tanto por la presa del Negratín como en el sistema de regulación general del Guadalquivir, así como de los volúmenes transferidos, según ha informado el Gobierno.

La comisión ha acordado, además, en una reunión de este viernes en Madrid, reservar hasta dos hectómetros cúbicos del volumen a transferir para el abastecimiento del presente año.

La Comisión de Gestión Técnica de la transferencia, que ha estado presidida por la directora general del Agua del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Liana Ardiles, volverá a reunirse inmediatamente después de que se celebre la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, al objeto de adoptar las decisiones que procedan, en base a las circunstancias que acontezcan en dicho momento.

La Comisión, cuya creación fue autorizada por la Orden AAA/2454/2012, de 8 de noviembre, ha tomado conocimiento de las exacciones que, de acuerdo con el artículo 114 del texto refundido de la Ley de Aguas, deben abonar a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir por la disponibilidad de dichos recursos hídricos.

El trasvase Negratín-Almanzora, paralizado a finales de agosto de 2017, es "vital" para el sector agroalimentario de la comarca del Almanzora porque de él depende el riego de más de 19.000 hectáreas. El paro afectó al 50 por ciento de la producción agrícola de la comarca.

Desde la suspensión del trasvase, y según datos de la Mesa del Agua de Almería, la comarca del Almanzora ha dejado de recibir los recursos hídricos con cargo a su dotación anual de 43 hectómetros cúbicos procedentes del Negratín, a lo que se suman los 20 hectómetros cúbicos que tampoco se reciben actualmente del Tajo-Segura y los 15 hectómetros que nunca llegaron a suministrarse de la desaladora de Cuevas del Almanzora, inutilizada tras las inundaciones de 2012.

Consulta aquí más noticias de Almería.