El concurso para presentar proyectos arquitectónicos se ha publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea (Doue) y en la plataforma de contratación del Estado. Se trata de un concurso que, como ya se hizo con las futuras residencias de Marratxí y son Martorell, está abierto a arquitectos y equipos profesionales de toda Europa y responde a la voluntad de promover la implicación de los profesionales en el diseño de equipamientos residenciales públicos. El plazo para presentar los proyectos finaliza el 25 de abril.

En el concurso, las propuestas arquitectónicas se ajustarán a las características de una residencia para personas con dependencia, así que el diseño, la organización del programa y la elección de los sistemas de construcción e instalaciones deben dar respuesta a la movilidad y la seguridad de los usuarios y su derecho a la autonomía.

Los proyectos deben plantearse según el principio de economía funcional, con el menor impacto ambiental posible y respetando el entorno donde se ubicará la residencia.

Se constituirá un jurado formado por 11 personas, compuesto por representantes de la Conselleria de Servicios Sociales y Cooperación del Govern, el Ayuntamiento de Mahón y el Consell Insular de Menorca, cinco técnicos nombrados por estas administraciones, dos arquitectos nombrados por el Colegio Oficial de Arquitectos de Baleares y el director de una residencia.

Se otorgarán tres premios, siendo el primer premio de 15.000 euros, un segundo premio de 5.000 euros y un tercer premio de 4.000 euros. El ganador del primer premio podrá optar a la adjudicación del contrato de redacción del proyecto básico y ejecución, así como a la dirección de las obras.

La futura residencia para personas mayores con dependencia de Mahón fue el primer equipamiento público declarado de interés autonómico por parte del Consell de Govern, el pasado mes de enero, y es uno de los equipamientos incluidos en el Plan de Actuación para el ampliación de la Red Pública de Servicios Sociales 2017-2021 de la Conselleria de Servicios Sociales y Cooperación.

La construcción de esta nueva residencia en Menorca tendrá un coste aproximado de 8,5 millones de euros y será financiada por la Conselleria de Servicios Sociales y Cooperación.