García, en declaraciones a los medios de comunicación durante un acto en el campus gijonés, ha explicado que aunque lo tienen "todo preparado", el trámite que debe seguir ahora, con su aprobación por la Aneca, suele tardar un plazo de seis meses. Asimismo, ha opinado que la demanda media de alumnos se estima en unos 60, aunque el primer curso, por el efecto llamado, podría llegar a los 90 o 100.

Y aunque ha reconocido que lamentan que se tardara tanto en algo que era muy obvio que había que implantar, ha incidido en que ahora de nada sirve lamentarse. Eso sí, ha indicado que los estudiantes que quieran comenzar esta rama podrían comenzar en otra ingeniería y luego cambiar, ya que hay bastantes asignaturas que se podrían adelantar.

Respecto al Grado de Ingeniería de Datos, ha opinado que no cree que nadie diga que sea importante su implantación. A su juicio, el combinar informática y matemáticas es "potentísimo", por lo que confía en que su autorización y aprobación vaya "más rápida" que la de Organización Industrial.

Consulta aquí más noticias de Asturias.