En concreto, tal y como han recogido los estadísticas, los salmantinos reciclaron 2.009 toneladas de envases, 3.809 de papel y cartón y 1.855 toneladas de vidrio. Y, en lo que respecta a la recogida de residuos domiciliarios, la cifra se situó en 48.930 toneladas, un dato ligeramente inferior al de 2016.

El reciclaje de ropa usada, textil y calzado de origen domiciliario registró el pasado año unas cifras de reciclaje "importantes", pues aumentó un 8,8 por ciento respecto a las de 2016. En concreto, a lo largo del pasado año se recogieron 335,88 toneladas de estos residuos.

El Ayuntamiento también ha reseñado el aumento en la recogida de aceite de uso doméstico. Con un incremento del cuatro por ciento respecto al 2016, al recoger casi 55 toneladas. Para ello, la ciudad cuenta con más de 130 contenedores que facilitan el reciclaje de estos residuos.

La recogida de voluminosos también se incrementó, con 2.074 unidades más recogidas en 2017 que en 2016. Este servicio facilita a los ciudadanos el reciclaje de diferentes residuos, como muebles, colchones, somieres u otro tipo de artículos que no tienen cabida en los contendores que están ubicados en las calles de la ciudad.

Por otra parte, los usuarios de los puntos limpios distribuidos en la ciudad se acercaron a los 49.700, lo que supone un aumento del 2,9 por ciento respecto a 2016. El punto limpio situado en La Aldehuela es el que mayor número de visitas contabilizó, con 14.587 usuarios. Por debajo se situó el de Capuchinos, con 14.140; Chinchibarra, con 13.754, y el ubicado en el barrio de El Zurguén, con 7.206 usuarios.

Asimismo, el Punto Limpio Móvil, que facilita el reciclaje a los salmantinos de los residuos que no se pueden depositar en ninguno de los contenedores que hay repartidos por la ciudad, y que acerca el punto de reciclaje a los hogares a través de diferentes rutas de lunes a sábado, fue utilizado el pasado año por 5.353 usuarios, un 10,3 por ciento más que los de 2016.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.