Variante de Murillo visitada por Ceniceros
Variante de Murillo visitada por Ceniceros GOBIERNO RIOJANO

Así lo ha dicho duranta la visita que, esta mañana, ha realizado el mandatario regional las obras de construcción de la primera fase de la variante, que cuentan con un presupuesto de 3,8 millones de euros. En la visita, también han participado el consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas.

La actuación se concentra, en la actualidad, en la construcción del viaducto sobre el río Jubera y el movimiento de tierras. El proyecto ha completado la fase de cimentación de esta nueva estructura, que tendrá una longitud de 132 metros, y esta semana se han colocado los fustes -piezas de 16 metros altura y 80 toneladas de peso- sobre pilas y estribos.

José Ignacio Ceniceros ha destacado "esta nueva infraestructura contribuirá a mejorar la seguridad vial y a proporcionar una mayor comodidad y calidad de vida tanto a los vecinos como a los usuarios de la carretera al reducir la intensidad del tráfico rodado en el casco urbano".

Actualmente, las travesías de las carreteras LR-259 y LR-261 no favorecen la convivencia entre el tráfico rodado y el tránsito peatonal dado que son trazados con anchura insuficiente tanto para habilitar aceras como calzadas que tengan las dimensiones necesarias para facilitar el paso de dos vehículos que circulen en sentido contrario.

Una vez concluyan las obras, el primer tramo de la variante de Murillo de Río Leza estará preparado para soportar el incremento del tráfico rodado previsto en esta carretera, en especial de vehículos pesados, y atenderá las necesidades de las actuales y futuras industrias que se instalen en el valle del Jubera.

Asimismo, facilitará la comunicación en Agoncillo con dos vías de alta capacidad en La Rioja, tanto la autopista AP-68 como la carretera N-232.

Los trabajos, que comenzaron el pasado mes de noviembre, fueron adjudicados a la empresa riojana Ismael Andrés por un presupuesto cercano a los 3,8 millones de euros. El grado de ejecución alcanza el 18%.

EL PROYECTO.

El nuevo trazado de la variante partirá de una glorieta que se construirá en la LR-261 (punto kilométrico 6,8). A continuación, se pasará por el viaducto que salva el cauce del río Jubera y más adelante se resolverá la conexión con la LR-259 con una nueva glorieta (punto kilométrico 10,2).

Por último, será necesario adecuar un tramo de 600 metros en la LR-259. Las dos rotondas previstas contarán con un diámetro exterior de 77 metros.

La plataforma de la carretera tendrá una anchura de 11 metros, que permitirá albergar una calzada de 7 metros (dos carriles de 3,5 metros cada uno), dos arcenes de 1,5 metros cada uno y bermas de 0,5 metros en cada lado. El firme se ha dimensionado para soportar una intensidad de tráfico que permita el paso de entre 200 y 800 vehículos pesados por carril y día.

Para mejorar la seguridad vial se dotará de alumbrado a ambas glorietas. Para ello, se ha previsto la colocación de luminarias tipo led con alimentación automática mediante placas solares. Cada rotonda contará con un punto de luz de mayor potencia en el centro y cuatro puntos de luz para cada uno de los ramales.

Asimismo se instalará la señalización horizontal y vertical correspondiente en la carretera e intersecciones. Se instalarán barreras metálicas de seguridad (biondas) en todos los desniveles de altura superior a 1,5 metros.

PLAN DE CARRETERAS.

La variante de Murillo de Río Leza figura dentro de las actuaciones contempladas en el Plan de Carreteras 2010-2021 para mejorar las infraestructuras de comunicación y transporte en La Rioja.

De hecho, el proyecto estaba listo desde mayo de 2010, pero su ejecución se ha retrasado como consecuencia de la crisis económica y las restricciones presupuestarias. El proyecto de la nueva circunvalación de Murillo, con 7 km de longitud, contempla una inversión superior a 20 millones de euros, en su conjunto.

Con este proyecto se ha retomado la construcción de nuevas variantes en La Rioja. Los últimos proyectos de estas características que se pusieron en servicio corresponden se localizaron en Castañares de Rioja (10,7 millones de euros y Entrena (7,8 millones de euros), en ambos casos en 2011.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.