Los órganos judiciales de Castilla y León registraron durante el año 2017 la entrada de un total de 270.167 nuevos asuntos, un 1,3 por ciento menos que en el año anterior. En el mismo periodo, los tribunales en la Comunidad resolvieron 259.094 asuntos, un 8,9 por ciento menos, y han quedado en trámite un total de 94.644 asuntos, un 11,5 por ciento más.

Según el informe 'Situación de los órganos judiciales' publicado hoy por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial, Castilla y León, con 111,4 asuntos por cada mil habitantes, presenta una tasa de litigiosidad por debajo de la media nacional, que es de 126,1.

La jurisdicción civil castellanoleonesa registró 106.011 nuevos asuntos ingresados (+1,9%), la penal un total de 135.853 (-5,2%), la contencioso-administrativa 7.621 (+3,8%) y la social fue la que experimentó el mayor crecimiento con respecto al ejercicio anterior, 20.682 nuevos asuntos (+8,5%).

En la primera de ellas han quedado resueltos 97.376 asuntos, un 11,6% menos que en 2016, y siguen en trámite 49.898, un 19,6% más; en la penal se han resuelto 135.791, un 6,8% menos, y quedan pendientes 30.077, un 0,2% menos; en la contencioso-administrativa se resolvieron 7.891 asuntos, un 10,6% menos, y quedan 4.883, un 2,4% menos, mientras que en la social se han resuelto 18.036, un 8,4 por ciento menos y siguen pendientes 9.786, un 21,8 por ciento más que en 2016.

En tasa de pendencia, que es del 0,37% en el conjunto de los órganos judiciales de la Comunidad, la mayor se contabiliza en la jurisdicción contencioso-administrativa, del 0,62, seguida de la registrada en la social (0,54), civil (0,51) y penal (0,22).

El informe también indica que a lo largo de 2017 se dictaron en Castilla y León 72.160 sentencias, 114.187 autos y 72.573 decretos.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.