Según una nota de prensa del Principado, tras la firma este pasado jueves del informe, los estudios deberán recibir ahora la autorización del Consejo de Gobierno del Principado. Alonso, en este sentido, había trasladado al rector de la Universidad, Santiago García Granda, durante el las reuniones mantenidas para desbloquear la implantación del Grado, la necesidad de realizar una nueva propuesta con las modificaciones necesarias para agilizar los trámites.

Los cambios incorporados por la Universidad son los siguientes: se ha ampliado la información sobre la justificación detallada del número esperado de estudiantes; se alude a un estudio de empleabilidad para justificar la demanda social; se aportan planes docentes de la titulación ofertada en otras universidades y se compara con la propuesta para ser implantada en la Universidad de Oviedo; y se amplía la información sobre la viabilidad económica y el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria.

Consulta aquí más noticias de Asturias.