El estudio del animal ha desvelado que se trata de un lobo macho adulto de unos cinco año de edad, 34 kilos de peso y 140 centímetros de longitud, que podría ser de origen franco-italiano.

El animal hallado muerto el martes murió a consecuencia del fuerte impacto de un vehículo, ya que presentaba politraumatismos en todo el cuerpo.

La Generalitat no tiene en marcha ni prevé impulsar ningún programa de reintroducción del lobo, pero algunos ejemplares erráticos entran de vez en cuando en el territorio.

Desde que en el año 2000 se detectó de nuevo la presencia puntual de este animal salvaje en Catalunya, la Generalitat ha puesto en funcionamiento un programa de seguimiento de la especie y medidas de prevención de daños para compaginar la convivencia de fauna salvaje con la actividad ganadera.

Consulta aquí más noticias de Girona.